Lo dijo Silvino, el papá del joven asesinado en Villa Gesell el pasado sábado, tras ser atacado por un grupo de rugbiers.

Dolor por Fernando Báez Sosa.

Homicidio en Villa Gesell

El crimen de Fernando Báez Sosa continúa conmocionando al país. El joven fue atacado a la salida del boliche en Villa Gesell por un grupo de rugbiers. La autopsia reveló que falleció por un golpe fuerte en la cabeza.

El que tomó la palabra en medio del dolor fue Silvino, padre del joven, quién sostuvo: “Nadie de la familia de los rugbiers nos llamó”.

“No le guardo rencor a nadie, espero que la Justicia haga su trabajo y que paguen los culpables. Que se demuestre que en Argentina hay justicia”, dijo.

“Esperamos la pena máxima para los culpables de lo que le hicieron a mi hijo”. Luego, agregó: “Creemos en Dios y en que Fernando nos dará la fuerza para salir adelante. Nos cuesta mucho, es difícil, vemos sus cosas, su cama, su ropa… Nos duele“.

Estamos muertos en vida. No sé cuando termine esto qué será de mi vida”, lamentó. Además, indicó: “No quiero que la muerte de mi hijo sea en vano. Se necesita más seguridad en los boliches. Lo que le pasó a mi hijo es muy cruel”.

 

Leer más: Fainberg de la Unión Santafesina de Rugby: “Asumimos la responsabilidad que nos cabe como formadores cuando un chico nuestro falla”.

Imputados

Dos de los rugbiers fueron imputados de “homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas”. El resto de los implicados están señalados como participes necesarios del crimen del joven en la puerta del boliche en Villa Gesell.

En libertad

Pablo Ventura quedó en libertad por disposición de la justicia ya que no se encontraron pruebas que lo vinculen con el asesinato de Fernando.

Sin alcohol en espacios públicos

La municipalidad de Villa Gesell prohibió a través de un decreto el consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública, esto busca enfrentar a la ola de incidentes que se están registrando en las playas y alrededores.