22.2 C
Santa Fe

Infancias animadas: 10 años sin Manuel García Ferré

El artista conocido como García Ferré falleció el 28 de marzo de 2013. Su legado incluye la creación de la revista Anteojito, el Libro Gordo de Petete y algunos de los personajes animados más entrañables de la historia argentina.

Arte y vida de García Ferré

Nacido el 8 de octubre de 1929 en Almería, España y emigrado a Argentina en 1947, Manuel García Ferré desempeñó una extensa labor como ilustrador, historietista y animador. La mayor parte de su carrera se desarrolló de manera autodidacta, y en la actualidad sus creaciones y personajes forman parte de un imaginario colectivo nacional que ha marcado a lectores de todas las edades. Falleció el 28 de marzo de 2013 a los 83 años.

Aunque es verdad que todo el universo García Ferré está enfocado en los más pequeños, los valores que sus personajes representan y defienden han sido adoptados por diversas generaciones de lectores. Es el creador de entrañables personajes como Hijitus, Anteojito, Larguirucho, Profesor Neurus, Oaky, Petete, entre otros.

Ese afán de crear personajes de ficción y mundos imaginarios nace en sus años de estudiante en la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Buenos Aires. Como muchos artistas que posteriormente pasaron a la historia argentina como grandes historietistas y animadores, García Ferré trabajó en diversas agencias de publicidad, creando pequeños monigotes e ilustraciones de productos. Fue allí donde comenzó a entrar en contacto con el mundo de las redacciones de revistas, a las que acudía con sus trabajos siempre listos a ser expuestos. De esta forma logró incorporar su primer personaje, Pi-Pío, a la Revista Billiken, en 1952. El contexto imaginario de este personaje poseía aspectos propios de la cultura argentina, y es allí donde comenzamos a ver los primeros vistazos de la búsqueda creativa de Ferré.

Leer más: Ricardo Darín podría protagonizar El Eternauta de Netflix

Revistas, libros, cine y televisión

Dentro del universo de Pi-Pío aparecieron por primera vez algunas de las creaciones más famosas de Ferré, como Oaky, Hijitus y Anteojito. Este último personaje se volvió tan popular que durante más de 30 años Ferré editó la revista homónima, una publicación que -junto con Revista Billiken- entre 1970 y 2000 fue la revista infantil de mayor alcance en Argentina.

Sus comienzos en el cine nacional datan de 1963, cuando trabajó en los efectos de animación del film documental Comahue, del director Edgardo Togni. Posteriormente, en 1972, y luego de casi tres años de trabajo, Ferré logró producir su primer largometraje animado: Mil intentos y un invento. Como dato histórico es notable destacar que se trata del film animado argentino más antiguo que se conserva. En su película, el autor utiliza al popular Anteojito como protagonista, en una trama en la que también aparecen personajes como Antifaz, la Bruja Cachavacha y el Búho Pajarraco, entre otros. Su carrera cinematográfica continuó con Las aventuras de Hijitus (1973), Trapito (1975), Ico, el caballito valiente (1987) y Manuelita La Tortuga (1999).

Asimismo, su labor para la televisión sea quizás más recordada que su obra cinemática, dada la popularidad y alcance de la televisión a color en Argentina hacia 1960. Programas como El club de Anteojito y Antifaz, El club de Hijitus, El libro gordo de Petete y Las aventuras de Hijitus se destacaron por combinar con gracia, humor y talento historias para toda la familia. De hecho, la serie de Hijitus se convirtió en la primera serie de TV de dibujos animados de Argentina y probablemente la más exitosa de América Latina.

Leer más: A 40 años del secuestro de Héctor Germán Oesterheld

Continuando su labor editorial, García Ferré creó la emblemática enciclopedia para niños y jóvenes, El libro gordo de Petete, que además de Argentina llegó a ser publicada en España. Producciones García Ferré también estuvo a cargo de la versión argentina de la revista Muy Interesante.

El legado

En 1987 se reconoció la labor de García Ferré como divulgador y se le otorgó el Premio Konex de Platino. En 2009 fue declarado Ciudadano Ilustre por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires.

Leer más: Lino Palacio: Leyenda de la caricatura argentina

La obra artística de Ferré estará por siempre ligada a las infancias argentinas. El creador de Hijitus y Largirucho sabía muy bien la importancia de no subestimar a los niños, regalarles personajes que, aunque ingenuos, sean sensibles y humanos. Además, su obra siempre ha sabido valorar la importancia del conocimiento y el acceso a la información. El concepto general de gran parte de sus proyectos fue acercar a los más pequeños a la historia, la ciencia y cultura general. Por este y muchos motivos más, García Ferré es eterno.

spot_img
spot_img
Últimas noticias
Noticias relacionadas