15 C
Santa Fe

Incertidumbre en Japón por la floración de un tipo de bambú después de más de 100 años

La última gran floración del bambú henon ocurrió en 1908. Su relevancia para la ecología y la economía japonesa.

Japón: afloró una especie de bambú después de más de un siglo

El mundo natural siempre sorprende. En especial, cuando se observan especies con calendarios de reproducción excepcionales. Un ejemplo intrigante de esto es una especie inusual de bambú que florece solo una vez y que está a punto de hacerlo después de más de un siglo, lo que brinda a los investigadores una oportunidad única para descubrir los secretos detrás de su misterioso proceso de regeneración.

Leer más: Hallazgo histórico en Belice: apareció el tiburón más viejo del mundo

Esta especie, conocida como bambú henon (Phyllostachys nigra var. henonis), es originaria de China pero ha sido cultivada en Japón desde el siglo IX. Lo que la hace verdaderamente excepcional es su ciclo de floración extremadamente largo, que abarca 120 años. Después de este período, la planta muere, lo que la clasifica como una planta monocárpica. La última gran floración ocurrió en 1908, con algunas floraciones menores entre 1903 y 1912, lo que nos lleva a esperar la próxima gran floración alrededor del año 2028.

El bambú y un futuro incierto

Este evento tiene implicaciones significativas para la ecología y la economía de Japón, que posee extensas áreas de bosques de bambú que cubren aproximadamente 1,700 kilómetros cuadrados. Debido a la infrecuente floración de esta especie, los investigadores se han enfrentado a desafíos en el estudio de esta planta enigmática. Por lo tanto, existe incertidumbre sobre la capacidad de regeneración de la planta y lo que sucederá en los próximos cinco años. Parece que la mayoría de las flores de bambú de esta especie no producen semillas viables, lo que plantea serias dudas sobre su supervivencia a largo plazo y la preocupación de que los densos campos de bambú puedan ser difíciles de regenerar y desaparezcan, siendo reemplazados por praderas.

Leer más: Un cóndor andino rescatado y rehabilitado regresó al Parque Nacional Nahuel Huapi

Esta observación fue posible gracias a investigadores de la Universidad de Hiroshima en Japón, quienes tuvieron la oportunidad de estudiar ejemplares de esta enigmática especie que habían comenzado a florecer anteriormente. En su estudio, publicado en la revista PLOS One, descubrieron que muchos de los ejemplares en floración no tenían semillas y no observaron nuevos tallos creciendo a partir de los sistemas radiculares de las plantas que habían florecido, lo que sugiere una limitada reproducción asexual.

spot_img
spot_img
Últimas noticias
Noticias relacionadas