11.2 C
Santa Fe

Hollywood, Inteligencia Artificial y una industria en disputa 

En medio de una huelga masiva de escritores, los estudios de Hollywood continúan estudiando la repercusión que tendrá la IA en la industria, incrementando las dudas y la incertidumbre.

Por Hernán Ceccato

Hollywood, una industria en disputa

En el contexto actual, un paro masivo de escritores azota duramente la industria de la TV y el cine de Hollywood. En un grito de lucha que sintetiza diversos y precisos reclamos, los trabajadores nucleados en el Sindicato de Escritores de América no dejan de expresar su preocupación en una realidad cada vez más compleja. Y si bien el eje principal de los reclamos gira en torno a la situación contractual de los empleados, los porcentajes de los “residuales” y las condiciones laborales en general, el reciente surgimiento y expansión de la Inteligencia Artificial también mantiene atento al sector.

Un reciente artículo publicado por The New York Times señala que algunos miembros del Sindicato de Actores (SAG-AFTRA) han reportado que los contratos laborales actuales incluyen una cláusula que solicita “el derecho a utilizar las voces de los actores para generar nuevas actuaciones en el futuro, mediante el uso de IA”. Es así que empresas como Netflix han comenzado a contemplar en sus contratos el uso gratuito de una simulación de la voz del actor en turno, “mediante todas las tecnologías y procesos conocidos en la actualidad o desarrollados en el futuro, en todo el universo y a perpetuidad”.

Sin embargo, esto no es nuevo. Existen en la actualidad sitios web con bases de datos de voces con personajes animados o de videojuegos. Estas bases de datos pueden ser consultadas e incluso utilizadas mediante el pago de una membresía.

Zoe Saldaña es Neytiri en la saga de Avatar (James Cameron)

Hasta ahora, los softwares que usan algoritmos similares a la IA habían sido utilizados en la industria de Hollywood como recursos para la generación de personajes fantásticos como Gollum en la trilogía de El Señor de los Anillos (Peter Jackson) o los habitantes de Pandora en la saga de Avatar (James Cameron); para rejuvenecer a actores como Robert De Niro en El Irlandés (Martin Scorsese, 2019); o para volver a contar con la participación de actores fallecidos, como ocurrió con Peter Cushing en Rogue One: A Star Wars Story (Gareth Edwards, 2016). Sin embargo, en todos los casos mencionados anteriormente, la constante es la participación de actores “reales”, que prestan su cuerpo para la realización de estos proyectos. Pero parece que ahora, los estudios de Hollywood comienzan a vislumbrar una industria donde la participación humana no sea un condicionante, pudiendo generar contenidos audiovisuales sin la participación de profesionales bajo contrato como actores, escritores o directores.

Muchos artistas han comenzado a expresarse públicamente al respecto, señalando que es real el miedo de que los estudios tengan el poder de “robar movimientos y voces para crear nuevas actuaciones sin depender de contratos”.

Uno de tantos antecedentes posibles podría ser Pantera Negra (2018), una producción de Marvel Studios. Esta película contó con un grupo de bailarines profesionales que participaron de diversas secuencias de acción. A través de la captura de sus movimientos se logró replicarlos y usarlos en escenas posteriores, sin la necesidad de contar con ellos en el set de filmación.

Leer más: Paro de guionistas en Hollywood: las claves para entender las bases y la historia del conflicto

ChatGPT: ¿el futuro de Hollywood?

En vísperas de su lanzamiento, el presidente y cofundador de OpenAI, Greg Brockman, dialogó con la prensa acerca de las ventajas y beneficios del ChatGPT, una herramienta que utiliza inteligencia artificial para generar un “diálogo real” con el usuario, presentando la capacidad de generar textos, respuestas e incluso “razonamientos” de apariencia humana.

En conferencia de prensa, Brockman usó a Game of Thrones, la serie de HBO, para ejemplificar y argumentar su idea: “Imagina que pudieras usar ChatGPT para reescribir el no-tan-popular final de la serie. O incluso, incluirte a ti mismo en el show. Así se verá el entretenimiento en el futuro”. Lo que parece un slogan de marketing de un producto, tiene sin dudas extensas ramificaciones dentro y fuera de la industria.

Es así que, a más de seis meses del lanzamiento de ChatGPT, la preocupación de que este tipo de herramientas puedan ser utilizadas para reemplazar tareas humanas, como escribir o reescribir guiones para el cine o la TV, es uno de los principales focos del paro masivo de guionistas que paraliza la industria de Hollywood por tiempo indeterminado.

Sin embargo, profesionales del medio mantienen perspectivas divididas al respecto. Danny Strong, creador de las series Dopesick y Empire, dijo sentirse “aterrado” por la incipiente presencia de la inteligencia artificial en la industria, pero aclaró que se sintió más tranquilo luego de leer algunos libretos desarrollados por ChatGPT. “Es un escritor muy malo“, aseguró Strong sobre la herramienta de IA, aunque concluyó señalando que, a medida que vaya evolucionando, esto podría cambiar.

Leer más: Aumenta la tensión: estudios de TV en Hollywood suspenden contratos en el marco de la huelga de guionistas

De acuerdo a voceros del Sindicato de Escritores de América (WGA), el acuerdo laboral básico con los estudios define a un escritor como una “persona“, y resulta que únicamente el trabajo de un ser humano puede ser objeto de derechos de autor. Pero aunque estamos lejos de ver el nombre de una inteligencia artificial en los créditos iniciales de una película o serie son incontables las formas en las que una IA regenerativa podría utilizarse para desarrollar esquemas, construir escenas y maquetar borradores.

“No estamos totalmente contra la IA”, sostiene el presidente de la seccional este del WGA, Michael Winship. “Hay formas en las que podría resultar útil. Pero muchas personas la están usando en nuestra contra, y la usan para crear mediocridad. Además se usa en violación de los derechos de autor, es plagio”, sentencia el escritor.

El Foro Económico Mundial, también conocido como Foro de Davos, desarrolló un reporte donde predice que, aproximadamente, “una cuarta parte de todos los puestos de trabajo se verán alterados por la IA en los próximos cinco años”.

Por su parte, el Sindicato de Actores de Cine-Federación Estadounidense de Artistas de Radio y Televisión, que se encuentra próximo a iniciar sus discusiones salariales con los ejecutivos de los estudios, señalaron que “los creadores humanos son la base de las industrias creativas. Debemos garantizar que se les respete y que se les pague por su trabajo”.

spot_img
spot_img
Últimas noticias
Noticias relacionadas