10.7 C
Santa Fe

Verdulero apuñalado en Guadalupe: hablaron los médicos del hospital Cullen que brindaron la primera atención a Hugo

El director del hospital, Bruno Moroni junto a Gabriel Ruiz y Cristian Chemes, cirujano de guardia y jefe de cirugía vascular, respectivamente, brindaron detalles en Sol Play de cómo fue la atención inmediata del verdulero de 80 años que ingresó en estado crítico.

Verdulero apuñalado: cómo fue la primera atención médica en el hospital Cullen 

Hugo Schnell tiene 80 años y el pasado miércoles 10 de abril fue apuñalado por un delincuente que le robó en su verdulería de barrio Guadalupe a metros de la Comisaría Octava. El verdulero ingresó al hospital José María Cullen en estado crítico pero después de una cirugía compleja evoluciona favorablemente y ya se encuentra en una sala común “con ganas de volver a casa” según indicaron sus familiares.

El equipo médico que brindó la primera atención a Hugo dialogó con Sol Play. Se trata del director del nosocomio Bruno Moroni, de Gabriel Ruiz que es cirujano de guardia y de Cristian Chemes que es jefe de cirugía vascular. Todos destacaron el correcto accionar de toda la comunidad del hospital Cullen.

Leer más: El relato en primera persona del verdulero apuñalado en el corazón: “Vi la muerte de cerca”.

“Se trató de un paciente de 80 años que llegó en condición crítica con una herida de arma blanca en área cardíaca, que es lo que se constató de forma inmediata. Se realizó toda la evaluación inicial y evidentemente, era un paciente que estaba descompensado y crítico”, dijo Ruiz. “Se lo reanima según los protocolos y por ecocarografía se constata de forma rápida que tenía un derrame pericárdico severo, lo cual en este contexto nos hace traducir de que presentaba una herida grave y se da aviso de forma inmediata al cirujano vascular de guardia”, agregó.

Por su parte, Chemes aclaró: “Nosotros hacemos modalidad de guardias pasivas y somos llamados cuando hay sospechas de que tengamos que intervenir. De todas maneras siempre acá hay un jefe de guardia y están totalmente capacitados para las maniobras iniciales o una cirugía de emergencia” y explicó: “Era un llamado urgente por el tipo de lesión, el área donde se produjo y ya con diagnóstico de un derrame pericardio o hemorrágico por el tipo de trauma”.

Sobre la intervención, puntualizó: “En la operación nosotros hicimos una vez estabilizado en la guardia el paciente, se hicieron algunas maniobras, lo pasamos al quirófano y accedimos a través de una toracotomía del lado izquierdo, drenamos la cavidad pericárdica de los coágulos y sangre que había y procedimos a hacer la sutura del miocardio en las dos lesiones que encontramos”.

Chemes reveló que “el paciente estuvo bastante inestable durante la cirugía” y que “al movilizar el corazón teníamos algunas bradicardias extremas”.

En esta línea, continuó: “Suturamos el miocardio, le dejamos lo que se llama ventana pleuropericárdica, lavamos el tórax y le dejamos unos drenajes”. “El paciente pasó de ahí a terapia y todo el equipo de terapia que hace un trabajo después invalorable con el doctor Carrizo y todos los muchachos de ahí hacen el resto, el complemento de lo primero que hacemos nosotros y generalmente las manos de ellas son sumamente adecuadas”, remarcó.

Por su parte, Bruno Morini expresó: “Desde el traslado que se ha hecho en tiempo y forma, desde que ingresa a la guardia donde se hacen las tensiones iniciales y donde se realizan diagnósticos rápidamente, desde todo el personal, desde enfermeros, médicos, desde los camilleros que transportan el paciente a las diferentes áreas, en este caso es quirófano, todo el personal de quirófano, no solamente los médicos, sino las circulantes, las enfermeras, los servicios generales, todos los que participan día a día en este tipo de pacientes y terapia intensiva después en la parte del postoperatorio, control y evaluación” y agregó: “Recalcar que esto que se hace todos los días en el hospital y que se ve reflejado en un resultado como este”.

Últimas noticias
spot_img
spot_img
Noticias relacionadas