La iniciativa que logró media sanción de la Cámara de Diputados el 13 de junio fue rechazada y no puede volver a ser tratada por un año. La votación terminó con 38 votos negativos contra 31 positivos y dos abstenciones.

En lo que fue una noche histórica y cargada de emociones, cruces y chicanas, el Senado rechazó por 38 votos contra 31, y dos abstenciones, el proyecto de legalización del aborto que venía de Diputados con media sanción. Tras la maratónica sesión se produjeron incidentes en las afueras del Congreso que terminaron con al menos 8 detenidos.


Ahora, el tratamiento del proyecto, que involucró más de seis semanas de debate en el plenario de comisiones de Salud, Asuntos Constitucionales y Justicia y Asuntos Penales por los que pasaron más de 140 especialistas a favor y en contra de la iniciativa, deberá esperar hasta el año siguiente para regresar al debate. Sin embargo, la despenalización sería incluida en la reforma del Código Penal que llegará al Parlamento en menos de dos semanas.

El proyecto tratado fue la media sanción tal cual llegó de la Cámara de Diputados, sin las modificaciones que proponían un sector de los “verdes”, ya que no lograron las firmas para consolidarse en dictamen de mayoría en comisión.

Finalmente, llegó la hora de la votación a las 2:44 de la madrugada. El tablero arrojó 38 votos por el “No” a la legalización contra 31 que votaron afirmativamente. Además hubo dos abstenciones. Ahora, el proyecto no podrá volver a tratarse hasta el año que viene, algo que de todos modos es difícil que ocurra. Es que al no haber recambio legislativo en 2019 la composición de las Cámaras será la misma, al igual que la suerte del debate. La oportunidad de los “verdes” podría llegar recién en 2020.

Luego de conocido el rechazo, en las inmediaciones del Congreso se produjeron algunos incidentes del lado de la vigilia de quienes militaron la causa por el aborto legal. Un grupo minúsculo se enfrentó con la Policía y se produjeron 8 detenciones. Los efectivos dispersaron a parte de la multitud con gases lacrimógenos y balas de goma, aunque mayoritariamente la desconcentración se realizó en calma.

Al comenzar el debate, el titular de la Comisión de Salud de la Cámara alta, el radical Mario Fiad, quien votó en contra del aborto legal, explicó que “el proyecto venido en revisión establece la legalización hasta la semana 14 sin ningún tipo de razones que lo justifiquen más que el deseo de la mujer o persona gestante” y consideró que es “violatorio de la Constitución Nacional, de los tratados internacionales suscriptos por nuestro país e incorporados a nuestro derecho con jerarquía constitucional”.

Fuente: Ámbito Financiero.