Por el aislamiento obligatorio mundial los animales recorren el mundo con más libertad.

Imagen: Getty Images

Las águilas blancas volvieron al Reino Unido gracias a un proyecto ecológico nacional

Nuevamente la cuarentena mundial provocada por la pandemia del coronavirus tiene su efecto en la naturaleza. Los primeros días de mayo muchos británicos se sorprendieron al ver el regreso de las águilas de cola blancas. Las águilas de cola blanca fueron vistas en jardines en distintos lugares del Reino Unido. Estas aves pertenecen a una especie en extinción, fueron reintroducidas en la Isla de Wight como parte de un programa de introducción de cinco años de la agencia gubernamental Forestry England y a la fundación Roy Dennis Wildlife.

Leer más: Reapareció una especie vulnerable: El leopardo de las nieves

Las águilas de cola blanca, también conocidas como águilas marinas, son las aves rapaces más grandes del Reino Unido, con una envergadura de hasta 8 pies (2,5 m) y se alimentan principalmente de peces y aves acuáticas.

Las aves son cuatro de las seis águilas liberadas en la Isla de Wight en agosto del año pasado por la agencia gubernamental Forestry England y  la fundación Roy Dennis Wildlife. En octubre se descubrió que una de las águilas había muerto y de otra perdieron el rastro.

Grandes distancias registradas

Cada ave fue liberada con un rastreador para estudiar su comportamiento. Los datos recolectados por los expertos han demostrado que los animales están explorando ampliamente el Reino Unido haciendo vuelos de más de 160 kilómetros (100 millas).

Leer más: Día Mundial de las Aves Migratorias: Animales que conectan al mundo

El águila de cola blanca conocida como G274 (nombre de GPS), realizó un viaje de cuatro días de 265 millas (427 km) a lo largo del suroeste de Inglaterra antes de regresar a la Isla de Wight.

El águila G393, voló al Peak District a través de Suffolk después de pasar el invierno en Oxfordshire.

El G318, está asentado en los moros del norte de York y la cuarta águila G324, permanece en la Isla de Wight.

La última pareja reproductora de águilas marinas conocida en Inglaterra se registró en Culver Cliff en la Isla de Wight en el año 1780.

Fuente: BBC