23.6 C
Santa Fe
Acceso a Radio en vivo FM SOL 915

Greenpeace Argentina presentó una denuncia penal por el ecocidio de pingüinos en Punta Tombo

La sede argentina de la organización ambiental internacional reclama que se investigue penalmente el hecho ocurrido en la Reserva Punta Tombo, en Chubut. El dueño de un campo lindero a la reserva provocó la muerte de casi 300 pichones y un centenar de pingüinos adultos. Además destruyó 140 nidos. El recurso judicial destaca la importancia de incorporar un capítulo Penal Ambiental en el Código Penal de Argentina.

Ecocidio en Punta Tombo, Chubut

El dueño de un campo lindero a la Reserva Natural fue denunciado por el Ministerio de Turismo de Chubut por provocar la muerte de 140 nidos de pingüinos y electrificar otro centenar en la Reserva de Punta Tombo, Chubut.

Los guardafaunas de la reserva de esa localidad hicieron una inspección y se percataron de que una persona había realizado un camino sin autorización, el cual pasaba por todo el campo hasta la costa con una máquina de alto porte, enterrando todos los nidos de pichones de pingüinos, en una zona de alta densidad. Pero no solo provocó la muerte de pichones de esta especie sino que también esta persona electrificó un cerco y mató a un centenar de pingüinos adultos.

Leer más: El dueño de un campo aplastó 140 nidos de pingüinos en Chubut

Este jueves, Greenpeace Argentina presentó un comunicado con una denuncia penal ante el Ministerio Público Fiscal de Chubut para reclamar una investigación sobre lo ocurrido en la Reserva Punta Tombo. El reclamo es realizado junto a la Asociación Argentina de Abogados/ as Ambientalistas.

Ambas entidades coinciden en que en este caso particular “se configura la acción típica de delito de Crueldad con los animales, lo que se establece en los artículos 1° y 3° de la Ley 14.346 de Maltrato Animal”. En ese artículo tercero se desarrollan varios puntos considerados como actos de crueldad, el séptimo de esos puntos es: “Lastimar y arrollar animales intencionalmente, causarles torturas o sufrimientos innecesarios o matarlos por sólo espíritu de perversidad”.

La coordinadora de la campaña de océanos de Greenpeace, Luisina Vueso, aseguró al respecto: “Las topadoras pasaron por encima de la mayor colonia de pingüinos de Magallanes del mundo, en una zona de alta densidad de nidos. Esto es un verdadero crimen ambiental que constituye un delito penal y debe ser investigado y sancionado como tal. El daño generado es irreversible y la justicia debe actuar conforme a la gravedad de los hechos”.

Leer más: Medioambiente: El año de los incendios y ¿La conciencia ambiental?

Desde la Asociación Argentina de Abogados/ as Ambientalistas expresaron en un comunicado: “Entendemos que estamos ante un Ecocidio por haberse generado un daño grave, a gran escala e irreversible contra la biodiversidad, los ecosistemas y los derechos de la madre tierra, comprometiendo la reproducción y desarrollo de una de las colonias de pingüinos más importantes del mundo, alterando significativamente la continuidad de los ciclos vitales de la Naturaleza y afectando severamente su capacidad de regeneración”.

Ambas organizaciones coinciden en la importancia de sancionar un proyecto de ley que incorpore un Capítulo Penal Ambiental dentro del Código Penal Argentino, ya que Argentina no tiene regulaciones penales-ambientales que respondan a casos de esta naturaleza.

Acción inmediata

Greenpeace, en el recurso penal presentado, exige el traslado inmediato de los ejemplares afectados a un Centro de Atención y Recuperación Animal; que se presente un plan de reinserción de los pingüinos por parte de las autoridades de la Reserva, en un plazo de 5 días; la realización de una ficha médica por cada pingüino asesinado y herido, y que se designe un equipo de expertos para hacer el seguimiento de la evolución de estos.

Leer más: El municipio pide una prórroga para operar el relleno sanitario

Asimismo piden a la Administración de la Reserva “diseñar una planificación de la Gestión Institucional de la Reserva, con el deliberado propósito de garantizar el bienestar y dignidad animal” y a las autoridades de Chubut “establecer mecanismos sancionatorios agravados frente a prácticas que dañen a los pingüinos y la diversidad biológica“.

Por último, demandan que el imputado sea agregado al registro de infractores ambientales.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
Últimas noticias
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
Noticias relacionadas