25.7 C
Santa Fe

40 años de Malvinas: “Hermanito, no me dejes solo”

El excombatiente Argentino Foremny habló en Sol Play 91.5 en el Día del Veterano y los Caídos en la guerra de Malvinas. Recordó el acompañamiento a los soldados heridos en el combate.

(Para escuchar el audio desde el celular apretá en “listen in browser o escuchar en el navegador”)

40 años de la Guerra de Malvinas 

Este sábado 2 de abril se conmemora el Día del Veterano y los Caídos en la Guerra de Malvinas.

 

 

Leer más: Alberto Fernández encabezará el acto para recordar los 40 años de la Guerra de Malvinas.

 

 

A 40 años del del inicio del conflicto bélico, el santafesino Argentino Foremny contó cómo fue la vigilia en el Centro de Ex Combatientes en la ciudad de Santa Fe y reconoció el apoyo y acompañamiento de la sociedad santafesina.

Argentino Foremny, excombatiente de Malvinas.

“Nosotros los veteranos estamos muy reconfortados. Anoche fue la vigilia y miles de personas entusiasmadas y emocionadas estuvieron en el Centro de Ex Combatientes de Santa Fe. Fue algo muy reconfortante para los veteranos porque nos sentimos acompañados como nunca. Estoy muy agradecido a la gente que fue y sentirnos como en casa en nuestra propia casa”, dijo. “Vemos que crece el sentimiento en los jóvenes, nos valoran”, agregó.

 

 

Foremny volvió el tiempo atrás y recordó: “El soldado no piensa en la muerte porque la muerte es un instante, a lo mejor no se da cuenta que llegó, pero quedar mal herido e incapacitado en el campo de batalla y solo ese es el pensamiento que atormenta quizás lo atormenta”.

 

En esta línea, comentó: “Tuve que atender heridos que estaban en esa condición. El 8 de junio yo atendí heridos bajo fuego de la artillería y me acuerdo del soldado José Insaurralde -que se salvó- que tenía graves heridas en una pierna y en la espalda, tenía tres esquirlas de cañón que se habían incrustado en su cuerpo”, y continuó: “Voy a atenderlo, solo le pude aplicar morfina y vendarlo un poco. Gracias a Dios no tenía hemorragia porque la misma metralla incandescente del cañón había cauterizado las heridas para suerte de él porque sino hubiera muerto por las hemorragias”.

“Me dijo ´hermanito si no podés atenderme no importa, pero no me dejes solo`. Lo escuché hace 40 años, no lo olvido y replica en mi cabeza para estas fechas”, concluyó.

spot_img
spot_img
Últimas noticias
spot_img
spot_img
Noticias relacionadas