16.8 C
Santa Fe

Secuestraron y violentaron a una funcionaria para robarle

La pesadilla incluyó un “paseo” por varios cajeros de la ciudad a bordo del vehículo particular de la mujer (una Volkswagen Suran), rodado que recién esta mañana fue hallado abandonado en un loteo ubicado en Colastiné Norte.

Era cerca de la medianoche cuando la mujer, de 46 años, terminó de cumplimentar unos trámites particulares y regresó a su domicilio ubicado en el corazón de barrio Candioti, en Dorrego al 3100.

No había terminado de estacionar su automóvil cuando, de entre las sombras, se le aparecieron dos sujetos jóvenes. Los individuos realizaron un rápido movimiento y, en cuestión de segundos, se ganaron al interior de la Vokswagen Suran.

Bajo amenazas la mujer fue literalmente “arrancada” del asiento del conductor. Acto seguido le ordenaron que coloque sus brazos hacia atrás donde la maniataron con cinta para embalar; elemento con el que también le rodearon la cabeza para anularle la visión.

Fue entonces cuando empezaron los golpes. A los castigos físicos le siguió el hostigamiento para que revele el número de claves bancarias. “¡Más vale que no nos des claves falsas porque te matamos!”, fue la temible advertencia que lanzaron los rufianes.

Con un martillo
El recorrido de la Suran se prolongó largo rato hasta que un momento dado detuvo su marcha. Fue entonces cuando un nuevo “personaje” se sumó a la pesadilla. Se trató de una mujer, de unos 50 años, la que abordó el vehículo llevando consigo un martillo.

“—¡Péguenle… pero no la maten… porque si no vamos todos en cana!”, dijo la flamante última pasajera a modo de presentación. Luego entregó en manos el martillo a sus compinches. 

Los castigos a la víctima entraron en una peligrosa etapa y el olor a muerte estaba en el aire.

En episodio inesperado fue lo que interrumpió aquel infierno. Fue cuando la mujer comenzó a evidenciar claros síntomas de un ataque de asma o cardíaco.
Los espasmos de la víctima interrumpieron la actividad de los ladrones que decidieron cambiar abruptamente sus planes.

De un momento a otro el rodado paró su andar y la mujer fue abandonada a un costado de la Ruta 168, en jurisdicción de Colastiné Sur.
Herida y al límite de sus fuerzas la víctima caminó por la ruta en medio de la noche.

El desastre comenzó a encontrar un buen final cuando los ocupantes de un automóvil particular, advirtieron a la mujer y se detuvieron.
Estas personas rápidamente comprendieron la gravedad del asunto y salieron raudos en dirección al hospital José M. Cullen donde arribaron poco después.

Herida
Ya en dicho nosocomio la mujer fue sometida a distintos estudios, los que dictaminaron que padecía traumatismo de cráneo, heridas cortantes en rostro, cuero cabelludo y tabique nasal, algunas de cuyas lesiones demandaron varios puntos de sutura. 

Puesto al tanto del asunto la policía movió sus fichas durante la noche aunque sin mayores resultados en cuanto a los autores del hecho.
Recién con las luces del nuevo día llegaron las novedades. 

La Volkswagen Suran fue hallada abandonada en uno de los caminos internos de un loteo llamado Bosque La Salle, el que se ubica a la vera de la Ruta 1, altura kilómetro 1 y medio, en Colastiné Norte.

FUENTE: El Litoral

Últimas noticias
spot_img
spot_img
Noticias relacionadas