Se trata de espacios de contención, escucha y promoción de derechos ante situaciones de violencia o incomodidad para mujeres y disidencias. La propuesta se inició en las playas y parques.

En el marco de la promoción de los derechos, la Municipalidad instaló Puntos Violetas en las playas y en los parques del Sur y Garay.

Se trata de un iniciativa de la Dirección de Mujeres y Disidencias, dependiente de la Secretaría de Integración y Economía Social, que tiene como objetivo generar espacios de contención, protección y escucha de situaciones que puedan generar violencia o incomodidad a las mujeres, personas trans, travestis, lesbianas, gays y no-binarias que asisten a las playas públicas o parques de la ciudad.

A su vez, y dependiendo de cada caso, se prevé que puedan intervenir según los protocolos establecidos en caso de hechos de violencia. El Punto Violeta, identificado con una pluma de ese color, está siempre cercano al puesto de los guardavidas en cada playa y parque.

Se trata de un espacio amigable donde las y los guardavidas o profesores del área de deportes, con el acompañamiento del personal de la Dirección de Mujeres y Disidencias, están dispuestos a escuchar y contener, así como también brindar información y compañía, e incluso dar respuestas y ayuda a toda aquella persona que se acerque.

A partir del rol pedagógico que cumple diariamente, el cuerpo de guardavidas estará atento a acercarse al Punto Violeta y disipar cualquier situación de violencia contra las mujeres que se pueda estar generando en el lugar.

Leer más: Hay protocolo de actuación ante casos de violencia de género en los medios de comunicación

Asimismo, cuentan con las herramientas para poder intervenir en casos de agresiones, dando aviso a las áreas municipales correspondientes como así también a la fuerza pública a través del 911, según los protocolos ya definidos.

Los Puntos Violetas permiten trabajar en la promoción de los derechos de las mujeres, personas trans y todas aquellas que sientan alguna situación de incomodidad en un espacio público. Así permite abordar situaciones que están presentes en las formas de relacionarse y la vida de la gente, que pueden parecer pequeñas y cotidianas, pero que expuestas en contexto llevan luego a otras más complejas de violencia de género.

En este sentido, el dispositivo Puntos Violeta estará presente en un primer momento en las playas, para luego extenderse a todos los eventos de la Municipalidad, y en los parques y paseos de la ciudad. Asimismo, a partir del trabajo y la capacitación sistemática del personal municipal, la iniciativa apunta a que éstos cuenten con la información y las herramientas para poder intervenir ofreciendo ayuda y contención, y dando respuesta a cualquier mujer o persona trans, lesbiana, no-binarias, que se sienta víctima de violencia.

Fuente: Santa Fe Ciudad