Por pedido de la Justicia, el organismo recorrió ayer el predio junto a la Dirección de Flora y Fauna provincial y constató varias irregularidades. Actualmente hay unos 130 grandes felinos.

Inspeccionaron el zoológico de Luján

Este viernes grandes felinos encerrados en celdas pequeñas y nacimientos que contradicen la orden de esterilización para frenar la reproducción de los animales fueron los puntos destacados de la inspección que realizó la Defensoría del Pueblo bonaerense en el zoológico de Luján.

Leer más: Casi un zoológico: Allanaron un campo en Balcarce por tráfico de fauna silvestre con más de 300 animales

Por pedido del Juzgado Federal de Mercedes, el organismo que conduce Guido Lorenzino realizó recorrida junto a representantes de la Dirección de Flora y Fauna de esa provincia para hacer un relevamiento de las condiciones en las que se encuentran los animales en el establecimiento.

La Defensoría, que fue aceptada como querellante en la causa iniciada por el Ministerio de Ambiente nacional contra los administradores del zoológico por violencia animal e infracción a las leyes ambientales, participó en el proceso de clausura y de pedir que se determinen las responsabilidades penales por la muerte de la elefanta Sharima en el zoológico, ocurrida a fines de enero de este año.

Tras el cierre del predio, la Justicia pidió una inspección con el objetivo de que se realice un análisis pormenorizado de todos los animales que todavía se encuentran encerrados en el zoológico en guarda de sus captores y la Defensoría observó entre otras faltas, a grandes felinos encerrados en jaulas pequeñas que le dejaban escaso margen de movimientos, lo que representa una clara situación de violencia.

Leer más: Reporte oficial por los incendios en Argentina: No se registran focos activos

También se advirtieron nuevos nacimientos, lo que va en contra del pedido de castración de los animales para frenar la reproducción. Actualmente hay unos 130 felinos, un número que hace compleja la reinserción a sus hábitats en términos logísticos y económicos.

Pedimos la reconversión del zoológico en bioparque para la preservación de flora y fauna autóctona, por lo que el panorama que nos encontramos habla de que se mantiene el mismo sistema de crueldad animal”, expresó Lorenzino.

Transpolar animales de otros ecosistemas a la Pampa Húmeda y mantenerlos en estas condiciones es de una violencia intolerable, sobre todo teniendo en cuenta los avances en materia social, cultural y jurídica que nos posibilita verlos como personas no humanas sintientes”, aseguró.

Fuente: Infobae