En una sesión histórica, el Senado sancionó el proyecto que convierte al aborto en legal, seguro y gratuito hasta la semana 14 de gestación. A las 4.12 de la madrugada de este miércoles, se convirtió en ley la IVE con 38 votos a favor, 29 en contra, 1 abstención y 4 ausentes.

El Senado tras convertir en ley el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo. Foto: Télam.

Es ley el aborto voluntario en Argentina

Histórico. Durante la madrugada de este miércoles, el Senado sancionó el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) hasta la semana 14 de gestaciónAhora, el aborto será legal, seguro y gratuito en Argentina.

A las 4.12 de la madrugada, el tablero del recinto indicó que la interrupción voluntaria del embarazo (IVE) obtuvo 38 votos en favor para convertirse en ley, frente a 29 votos que se opusieron. El tablero registró también 1 abstención y 4 ausentes.

Senado sancionó la ley de IVE.

“Resulta aprobado”, dijo entre aplausos la presidenta del cuerpo, Cristina Fernández de Kirchner.

El suspenso sobre el resultado se mantuvo en el Senado hasta el último minuto y la opción por el “sí” al aborto se definió finalmente con el anuncio del oficialismo de que se vetaría parcialmente un artículo cuya interpretación sobre la alternativa del aborto después de la semana 14 de gestación era muy amplio.

 

Leer más: IVE: ¿Cuáles son los pasos para que la ley entre en vigencia?

 

¿Qué dice la nueva ley de IVE?

La nueva ley de aborto, llevada al Congreso por el Gobierno de Alberto Fernández en línea con una de sus promesas de campaña, deja atrás una legislación de 99 años que castigaba con cuatro años de cárcel a las mujeres que abortaban y sólo permitía la interrupción de los embarazos en casos de violación o de peligro de vida para la persona gestante.

“Las mujeres y otras personas con identidades de género con capacidad de gestar” tienen derecho a practicarse un aborto hasta la semana 14 del proceso gestacional.

Los diputados que promueven el aborto legal introdujeron cambios, para facilitar su sanción en el Senado, en lo referido a la objeción de conciencia de las instituciones sanitarias privadas.

En torno a ello se establece que aquellos centros de salud privados o de la seguridad social que no cuenten con profesionales para realizar la interrupción del embarazo por objeción de conciencia deberán prever y disponer la derivación a un lugar de similares características, donde se realice efectivamente la intervención.

Se incorporó además que para los casos de menores de 16 años que decidan abortar se requerirá su consentimiento y se procederá conforme lo dispuesto en el artículo 26 del Código Civil y Comercial, que indica que “la persona menor de edad ejerce sus derechos a través de sus representantes legales”.

 

Leer más: ¿Qué cambios se introdujeron en el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo?

Así se vivió la sanción de la ley de IVE en el Senado. Foto: Celeste Salguero.

La senadora por La Pampa, Norma Durango (FdT) fue la miembro informante del proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo y a la atención post aborto. Calificó al día como histórico. Luego de afirmar que “el aborto continuará existiendo y por eso la opción es entre aborto legal o aborto clandestino. Y si sigue siendo clandestino se pone en riesgo la vida de las mujeres”.

Como miembro informante, Durango resumió la iniciativa. Dijo que “el proyecto consagra a las mujeres y personas gestantes el derecho a la Interrupción Voluntaria del Embarazo hasta la semana 14, fuera de ese plazo habilita dos causales: violación o riesgo de vida de la persona gestante”.

Recordó también que “previo a la realización de la interrupción voluntaria del embarazo se requiere el consentimiento informado de la persona gestante expresado por escrito, de conformidad con lo previsto en la ley 26.529 (derechos del paciente) y concordantes y en el art. 59 del Código Civil y Comercial de la Nación. Nadie puede ser sustituido en el ejercicio personal de este derecho”.

Pidió “no seguir condenando a las mujeres a la clandestinidad” y preguntó a los senadores presentes: “no sabemos que el aborto es un gran negocio?”. Subrayó que “la penalización del aborto tienen un efecto negativo en los jóvenes de bajos recursos y menor impacto entre las clases medios”. Destacó que “el pedido de aborto legal es un pedido central del movimiento de mujeres de la Argentina”. En ese punto señaló que “fuera del Congreso hay una multitud que reclama aborto legal para no morir”.

Por su parte, la senadora por Tucumán, Elías de Pérez (JxC) inició su argumentación diciendo que “toda vida vale y que por lo tanto tiene que ser cuidada y protegida”. Argumentó que de aprobarse la leyel Estado habrá tirado la toalla. Esta ley no trae nuevos derechos, lo que nos trae es la negación del acceso a la vida”. Señaló que “la vida comienza en el momento de la concepción”. Dijo que “los niños son los más vulnerables que hay en la sociedad y deben ser protegidos”.

Elías de Pérez sostuvo que “todos los proyectos deben respetar la Constitución porque precisamente la Constitución es la valla para que las mayorías circunstanciales avasallen a las minorías”. Subrayó que “el Estado se ha obligado a respetar la vida desde la concepción y eso es contradictorio con el proyecto que nos proponen votar hoy”. En ese punto afirmó que “el derecho a la vida es el más importante de todos los derechos”. Sostuvo que “cuando se propone una política pública es necesario hacer una valoración ética” y que “al desconocer la vida por nacer se desconoce la dignidad humana”. Afirmó quesi la ley fuera aprobada será declarada anticonstitucional ya que a lo largo de la Argentina se presentarán recursos para que la Justicia se defina”

Plan de los 1.000 días

Tras la sanción de la norma sobre el aborto, el Senado aprobó por unanimidad el proyecto de Ley Nacional de Atención y Cuidado Integral de la Salud durante el Embarazo y la Primera Infancia, conocido también como el Plan de los 1.000 días.

Fuente: Télam / Página 12.