El multimillonario culminó satisfactoriamente su aventura espacial a bordo del cohete New Shepard, de su empresa Blue Origin.

El viaje al espacio de Jeff Bezos  

Este martes el dueño de Amazon, Jeff Bezos, considerado también el hombre más rico del mundo, completó su vuelo suborbital de poco más de 10 minutos a las puertas del espacio exterior en el cohete New Shepard diseñado por otra de sus compañías, Blue Origin.

Bezos, fanático de las misiones Apolo que llevaron al hombre a la Luna, es el segundo multimillonario en llegar al espacio después de Richard Brandson.

El New Shepard, al que iba a adosada una capsula que transportaba a los cuatro tripulantes, despegó a las 8.11 hora local desde un remoto en el desierto en el oeste de Texas, ascendió a una velocidad superior a Mach 3 en la escala supersónica impulsado por hidrógeno y oxígeno líquidos, sin producir emisiones de carbono.

La nave ascendió a unos 106 kilómetros, por encima de la denominada Línea de Karman, a unos 100 kilómetros de la superficie, el límite entre la atmósfera y el espacio. Tras el ascenso, la capsula se separó de su propulsor y los astronautas pasaron unos minutos en el espacio.

Posteriormente, la capsula descendió en caída libre antes de desplegar tres paracaídas gigantes que frenaron el descenso antes de que un retropropulsor permitiera un aterrizaje suave en el desierto.

 Tras su exitosa misión, Jeff Bezos brindó una conferencia de prensa en la que afirmó que se quedó “atónito”, por la “belleza y fragilidad” de la Tierra cuando la vio desde el espacio:  ”Todos los que estuvieron en el espacio dijeron que les cambió y que se quedaron asombrados, atónitos, por la Tierra y su belleza, pero también por su fragilidad, y yo no podría estar más de acuerdo”.

Quiero agradecer a todos los ingenieros y a todas las personas que construyeron el vehículo. Es un gran equipo que trabajó durante muchos años para construir el más bello de los vehículos. A nuestros entrenadores, y a todos los miembros del equipo. Esto fue algo enorme… Nuestras expectativas eran grandes”, señaló.

Fuente: La Nación