César Cello, abogado defensor de Cristian Figueroa, habló en exclusiva con SOL 91.5 luego de hallarse el cuerpo sin vida del joven de 22 años acusado de dispararle al comerciante Hugo Oldani.

(Para escuchar el audio desde el celular apretá en “listen in browser o escuchar en el navegador”)

Encontraron muerto al acusado de matar a Hugo Oldani: habló el abogado defensor

Este domingo encontraron el cuerpo sin vida de Cristian Figueroa en su celda de la cárcel de Las Flores.

 

El joven de 22 años estaba imputado por ser el asesino del comerciante Hugo Oldani ocurrido el 11 de febrero del 2020.

 

El abogado defensor de Figueroa, Cesar Cello, habló en exclusiva con SOL 91.5 y confirmó que vio al acusado el jueves y el viernes en la cárcel y que nada lo hizo prever que pudiera atentar contra su vida considerando, además, que existía la posibilidad de un juicio abreviado.

¿Cómo se esteró de la muerte de Figueroa?

“A las 9 de la mañana, al revisar el celular, tengo un mail del Servicio Penitenciario que me informa de esta situación y que había muerto Figueroa. Quedé estupefacto“.

 

¿Cuándo fue la última vez que vio a Figueroa?

“Yo lo vi el jueves en el penal para informarle que al otro día lo iban a llevar a hacerle el examen psiquiátrico y después que lo dejé en el penal, me llama el fiscal Gonzalo Iglesias que, aprovechando que iban a estar todos los imputados para ese examen, les iba a hacer una propuesta de juicio abreviado. Entonces, el viernes lo volví a ver a la mañana donde se le hizo esa propuesta”.

 

¿Cómo lo vio?

Siempre estuvo bien. Nunca lo vi abrumado. Él sabía cuál era su situación y los extremos de la acusación. Como abogado le expliqué cuáles eran las alternativas, pero él estaba consciente que iba a tener una pena alta”.

 

¿Usted puede creer que se haya asesinado?

Sinceramente no. Nunca manifestó nada en relación a eso ni tenía una actitud de desesperación o estar abrumado o en una situación desesperante. Nunca tuvo problema con nadie en este año y medio. No tengo elementos para determinar si fue un suicidio o un homicidio”.

 

¿Es raro todo?

“En esta causa todo es raro y tiene cosas insólitas”.

 

 

¿Había una carta en la celda?

“En el informe que me mandan del Servicio Penitenciario me informan que hubo una requisa y no encontraron nada. No sé dónde fue la requisa. Pero no se encontraron ni celulares ni cartas”.

 

 

Si no fueron a robar, ¿cuál es el argumento de la defensa?

“Fueron a buscar una plata de unos señores que, habitualmente, hacían este tipo de mandados”.

“A mi me extraña esta decisión de Figueroa porque, en principio, estábamos mucho mejor que antes dada la complejidad de la causa. No era una persona que tuviera ni ese perfil ni estaba abrumado, triste o desesperado. Él conocía bien su situación”.