Tras convertirse en el verdugo de River al dar vuelta la final en tres minutos, el brasileño elogió al Muñeco y a su equipo.

Copa Libertadores 2019

El gran responsable de la remontada de Flamengo ante River en la final de la Libertadores fue Gabigol. Al goleador le quedaron dos y las mandó a guardar. Así, en apenas tres minutos, dio vuelta la final que el Millonario ganaba 1-0 y con el 2-1 le dio la Copa al Mengao. Tras el partido, no sólo elogió al Muñeco, también se declaró como un “admirador” suyo.