29.3 C
Santa Fe

Falleció el dibujante de cómics Keith Giffen, cocreador de Lobo y Rocket Raccoon

El artista gráfico trabajó en Marvel y DC Comics, y se lo recuerda por colaborar en la creación de personajes icónicos como Rocket Raccoon, Lobo y la tercera versión de Blue Bettle, Jaime Reyes. Tenía 70 años al momento de su muerte.

Adiós a Keith Giffen

El mundo de las historietas está de luto. El influyente dibujante Keith Giffen murió el pasado lunes 9 de octubre de un derrame cerebral en Tampa (Florida), a la edad de 70 años. La noticia trascendió públicamente en las últimas horas.

La familia del veterano artista gráfico publicó un mensaje en Facebook este miércoles que citaba una publicación póstuma escrita por el mismo Giffen: “Les dije que estaba enfermo… Cualquier cosa con tal de no ir a la New York Comic Con, Thanx“, concluyendo el mensaje con un “Bwah ha ha ha ha“.

El dibujante era conocido por su particular estilo gráfico y por un sentido del humor subversivo y ácido. No fue ajeno a la polémica, pero durante el transcurso de su carrera fue cultivando diversos créditos autorales, como ser el cocreador de personajes icónicos de la historieta como el cazarrecompensas galáctico Lobo y el joven Jaime Reyes, la tercera persona en portar el manto del superhéroe Blue Bettle (ambos para DC Comics), además de Rocket Raccoon, integrante de los Guardianes de la Galaxia (Marvel Comics); también se lo recuerda por haber participado en sagas relevantes como Legión de Super-Héroes (en una etapa que abarcó entre 1980 y 1990) y la Liga de la Justicia Internacional, que existió desde fines de la década de 1980 hasta principios del años 2000.

Leer más: Habitantes del cuadrito: ¿Por qué se celebra en Argentina el Día Nacional de la Historieta?

Antes de convertirse en uno de los nombres más destacados de DC Comics, Giffen pasó una temporada en Marvel durante la década de los 70. Allí trabajó junto al escritor Bill Mantlo, con quien introdujo a Rocket Raccoon en las páginas de Marvel Preview, una revista en blanco y negro. Eventualmente Mantlo continuaría trabajando en el personaje en diversas publicaciones mensuales, y años después empezaría a formar parte del equipo de los Guardianes de la Galaxia, una exitosa saga de ciencia ficción.

Hulk #271 (Enero de 1982).jpg

En la década de los 80, junto al escritor Roger Slifer, Giffen trabajó en la saga Omega Men, tira donde introdujeron por primera vez al personaje de Lobo, pensado originalmente como un villano, pero que más tarde, contando con el cariño del público lector, se convirtió en un vehículo apto para parodiar a los superhéroes, antes de convertirse en un popular antihéroe.

En 1987 aparece la primera publicación de Justice League International, obra donde Giffen pudo dar rienda suelta a su humor más ácido y sarcástico. Una saga realizada en colaboración con el guionista J.M. DeMatteis y el dibujante Kevin Maguire. Lo notable es que aquella obra no temía ridiculizar o exagerar los aspectos más absurdos de las historias de superhéroes como Batman, Linterna Verde, Martian Manhunter o Shazam. Justice League International cosechó gran éxito entre sus lectores y recibió diversas nominaciones a premios.

En 2006, DC introdujo al personaje de Jaime Reyes, el tercer individuo en portar el mando de Blue Beetle. Reyes era un estudiante de instituto de origen latino que se “fusiona” con un traje superpoderoso de origen alienígena. Giffen cocreó el personaje con el guionista de televisión John Rogers y el artista Cully Hamner, y así surgieron sus primeras aventuras.

Leer más: Mafalda cumple 59 años: la eterna humanidad según Quino

El debut de la Liga de la Justicia Internacional

Controversia con José Muñoz

En febrero de 1986, el escritor Mark Burbey publicó un artículo titulado “El problema con Keith Giffen“, que salió publicado en The Comics Journal. Allí se planteaba un análisis sobre los cambios que se habían producido en el estilo de dibujo de Giffen. Burbey planteaba que Giffen había pasado de un estilo “pulcro y elegante“, a uno marcadamente “vanguardista y libre“. El artículo acusaba a Giffen de “copiar” el trabajo del dibujante argentino José Antonio Muñoz.

Eventualmente, Giffen reconoció la influencia de la obra de Muñoz, y en 2000 se refirió a la polémica: “Tuve un mal episodio estudiando el trabajo de alguien muy de cerca en un momento dado, y decidí no volver a hacerlo nunca jamás. Puedo sumergirme tanto en la obra de alguien que empiezo a convertirme en una fotocopiadora, y eso no es bueno. . . . . No había ningún momento en el que estuviera sentado allí calcando o copiando, no. Duplicar, sacar de la memoria y plasmar en papel tras un intenso estudio…

spot_img
spot_img
Últimas noticias
spot_img
Noticias relacionadas