Colón no pudo dar vuelta la serie en Santa Fe y quedó eliminado en octavos de la Sudamericana ante Junior. Incertidumbre sobre el futuro de Domínguez como entrenador del Sabalero.



No pudo ser, a pesar de haberse puesto en ventaja, Colón empató 1-1 con Junior y quedpo eliminado en octavos de final de la Copa Sudamericana. Fritzler había puesto en ventaja al Sabalero, mientras que Moreno puso el 1-1.

Con la urgencia que demandaba el resultado adverso y la propuesta del rival, Colón salió a la cancha a comerse a Junior. En tan solo 6 minutos le había creado dos oportunidades de gol. Una de Correa que llegó a definir desde el suelo y obligó al arquero Viera a mandarla al córner y la otra, un derechazo de Heredia que se fue a escasos centímetros del travesaño. El Sabalero se llevaba por delante al conjunto colombiano.

Los dirigidos por Comesaña hicieron un buen trabajo defendiéndose con la pelota, pero no elaboraban juego. Apenas un error de Olivera que nunca rechazó permitió la llegada más clara para los de Barranquilla.

Cuando promediaba el primer tiempo, una dura falta de Hernández que fue sancionada con amarilla provocó una escaramuza entre jugadores de ambos equipos. De esa situación terminaron expulsados Barrera (autor del gol de Junior en la ida) y Heredia, aunque no quedan claros los motivos por los cuales el jugador del Sabalero fue mandado a las duchas antes de tiempo.

Esta detención del juego provocó que los restantes minutos del partido cayeran en un bache, plagado de imprecisiones de ambos bandos.

En el complemento, la actitud de los de Domínguez fue similar a la del comienzo del partido. Con el 0-1 de la ida en la cabeza, Colón intentó llevarse por delante a Junior. Desde el banco ingresaron Bernardi y Bueno por Escobar y Zuculini para ir con todo en busca del gol que iguale la serie. El empate iba a llegar, por fin, a través de un buen cabezazo de Fritzler a los 74 minutos. El volante del Sabalero se elevó por sobre el resto y colocó un la pelota lejos del arquero Viera.

Con el empate en el global, Julio Comesaña mandó a Teófilo Gutiérrez a la cancha y el ex River, Rosario Central, entre otros, iba a ser clave para su equipo. Teo iba a dejar servida a los 82 minutos la pelota a su compañero Daniel Moreno para que los colombianos se pongan 1-1  en el partido (2-1 en el global) y obliguen a Colón a marcar 2 goles.

El gol de la visita golpeó los ánimos del Rojinegro y con la desesperación por el resultado, además de los escasos minutos para marcar los dos goles que le dieran la clasificación, Junior pudo haber aumentado la ventaja.

Lamentablemente todo el esfuerzo del equipo no logró el resultado deseado, pero se puede decir que Colón murió de pie. En ningún momento del partido especuló o se tomó el tiempo para estudiar al rival, el Sabalero buscó desde el primer segundo el gol del empate en la serie y se llevó, por momentos, por encima a un rival que está acostumbrado a jugar copas internacionales. Este año no pudo ser. En 2019, Colón tendrá revancha e intentará mejorar la actuación en esta copa.

Por último, este resultado puede marcar el fin de Eduardo Domínguez como entrenador. La copa era lo único que sostenía al entrenador en su cargo.