6.6 C
Santa Fe

Armera de “Rust” fue condenada a 18 meses de cárcel por el homicidio involuntario de Halyna Hutchins

Hannah Gutierrez Reed, encargada de armas de fuego durante el rodaje de la producción de Alec Baldwin, recibió condena en el caso que la investiga como responsable material de la muerte de la directora de fotografía en 2021.

El caso de “Rust”: condenaron a la armera a prisión por homicidio involuntario

En el marco del juicio que investiga la muerte de la directora de fotografía Halyna Hutchins, ocurrida el 21 de octubre de 2021 tras ser alcanzada por un proyectil disparado desde un arma de utilería (que insospechadamente contenía munición real) por el actor/productor Alec Baldwin, Hannah Gutierrez Reed, la armera de la película “Rust”, fue hallada culpable en marzo pasado y este lunes su condena entró en efecto: pasará los próximos 18 meses en prisión por homicidio involuntario.

A Reed, de 26 años, se le asignó la responsabilidad de supervisar todas las armas en el set. Según las pericias, los fiscales alegaron que cargó un revólver calibre .45, que luego fue utilizado por Baldwin, con balas falsas y al menos una bala real. Durante todo el proceso legal, la joven ha mantenido su inocencia, afirmando que está siendo utilizada como chivo expiatorio para proteger a Baldwin de cualquier implicación, quien tendrá su propio juicio en algunos meses.

Antes de ser condenada, Reed expuso las siguientes palabras a la jueza encargada del caso, Mary Marlowe Sommer: “Señoría, cuando trabajé en Rust era joven e ingenua. Pero me tomé mi trabajo tan en serio como sabía. Te lo ruego, por favor, no me des más tiempo. El jurado me ha declarado en parte culpable de esta horrible tragedia, pero eso no me convierte en un monstruo. Eso me hace humano“.

Leer más: Tragedia en el set de Rust: Alec Baldwin fue nuevamente acusado de homicidio involuntario

Halyna Hutchins

El siniestro ocurrió durante la filmación de la película producida e interpretada por Baldwin, proceso que tuvo lugar en el terreno árido de Santa Fe, Nuevo México. El hecho estremeció a la industria del cine, y estableció un nuevo precedente en el desarrollo de las normas de conducta y seguridad durante los rodajes profesionales.

De acuerdo con la reconstrucción del hecho, Baldwin se encontraba apuntando con un arma a la directora de fotografía durante un ensayo de la filmación cuando se disparó una bala que impactó en su pecho. La mujer de 42 años murió antes de llegar al hospital de Albuquerque. Eventualmente, el actor llegó a decir que había apretado el martillo, pero no el gatillo, cuando el arma se disparó. Asimismo, el disparo también hirió al director de la película, Joel Souza, pero no fueron de gravedad.

El trágico suceso expuso contundentes fallos en los procedimientos de seguridad en el set, algo que revivió la polémica y el debate sobre los estándares de seguridad en la producción de películas. Además, este incidente avivó la discusión en torno al empleo de armas de fuego reales en los rodajes, instando a la industria a replantear sus prácticas y tomar medidas más rigurosas para evitar tragedias similares en adelante.

Durante el juicio contra Reed, la fiscalía argumentó que la armera no llevó a cabo las verificaciones de seguridad necesarias en el arma y la munición. “Ella tenía seis, seis rondas vivas en el set de la película, la fecha más temprana que puedo rastrear para ustedes es el 10 de octubre”, afirmó la fiscal especial Kari Morrissey. Por otro lado, la defensa de Gutierrez Reed insiste en que otros factores y la mala gestión del equipo de producción contribuyeron al accidente.

Más de 30 testigos se presentaron ante la jueza Sommer, incluyendo miembros del equipo de la película, funcionarios de la ley y expertos forenses. Uno de los momentos clave fue cuando David Halls, asistente de dirección, admitió su negligencia al verificar el arma. Halls, quien había anunciado “pistola fría” antes de entregar el arma a Baldwin, se declaró culpable de uso negligente de un arma letal y fue condenado a seis meses de libertad vigilada y una multa de 500 dólares.

Leer más: Rust: autoridades abandonarán los cargos por homicidio involuntario contra Alec Baldwin

El armador Thell Reed y su hija Hannah Gutiérrez Reed, posan juntos en un plató de una película anterior

Leer más: Yeong-su Oh, uno de los protagonistas de El Juego del Calamar, fue condenado por abuso sexual

Cabe recordar que, por su parte, Baldwin, también enfrenta cargos por homicidio involuntario y su juicio está programado para julio de este año. El actor se declaró inocente en diversas oportunidades y aseguró no haber accionado el gatillo.

En el mes de abril de 2023, fiscales desestimaron un cargo de homicidio involuntario contra Baldwin, alegando que se les informó que el arma podría haber sido modificada antes del tiroteo y funcionar mal. Más tarde dieron un giro y comenzaron a sopesar la posibilidad de volver a presentar cargos contra Baldwin después de recibir un nuevo análisis del arma. Finalmente, esto ocurrió en enero de 2024, cuando un gran jurado acusó formalmente a Alec Baldwin con un nuevo cargo de homicidio involuntario.

Luego del fatal episodio, el actor declaró que “de vez en cuando se producen accidentes fortuitos en los platós de rodaje, pero nada como esto. Esto es un episodio de uno en un trillón, un suceso de uno en un trillón.

La nueva acusación de delito grave en cuarto grado contra Baldwin se apoya en dos teorías: que Baldwin causó la muerte de Hutchins como “homicidio involuntario por uso negligente de un arma de fuego”, o como homicidio involuntario “sin la debida precaución o circunspección”, cargo que requerirá que los fiscales demuestren que Baldwin causó la muerte de Hutchins como “un acto cometido con total desprecio o indiferencia por la seguridad de los demás”.

spot_img
spot_img
Últimas noticias
Noticias relacionadas