Un grupo de hackers halló una falla de seguridad en WhatsApp, una de las aplicaciones de mensajería más utilizadas del mundo, e instaló un programa espía en teléfonos.

 

La aplicación de mensajería WhatsApp instó a sus usuarios a actualizar su última versión tras reportes de que sus comunicaciones podrían ser vulnerables ante la instalación de un programa de espionaje en sus teléfonos sin su conocimiento.

WhatsApp, propiedad de Facebook, es usado por 1500 millones de personas cada mes y se precia de su alto nivel de seguridad y privacidad, gracias a la encriptación de sus mensajes de principio a fin.

WhatsApp anima a la gente a actualizar la última versión de nuestra aplicación, así como a tener al día el sistema operativo de su móvil, para protegerse contra potenciales abusos diseñados para comprometer información almacenada en los dispositivos móviles“, dijo un portavoz.

La firma informó a su principal regulador en la Unión Europea, la Comisión de Protección de Datos de Irlanda (DPC, por sus siglas en inglés), de una grave vulnerabilidad de seguridad en su plataforma.

La vulnerabilidad -informada primero por el Financial Times, y reparada en la última actualización de WhatsApp- permitió a los hackers insertar un programa maligno en los teléfonos mediante una llamada al teléfono en cuestión a través de la aplicación.

El programa espía que afectó a WhatsApp es sofisticado y “estaría disponible solo para actores avanzados y altamente motivados“, dijo la compañía, agregando que “se apuntó contra un selecto número de usuarios“.

Fuente: Ámbito/ La Nación