21.6 C
Santa Fe

Por la situación económica, los hospitales públicos reciben una demanda del 40% de pacientes sin obra social

La crisis económica actual y el desfinanciamiento de pequeñas obras sociales son algunos de los factores que inclinan la atención a efectores públicos.

Cómo repercute la crisis económica en el ámbito de la salud

La inflación y la crisis económica que se vive en el país repercute de forma directa en el ámbito de la salud, puntualmente en la cantidad de personas que comenzaron a acercarse a los hospitales públicos para realizar consultas médicas.

El secretario de Salud, Jorge Prieto, se refirió al esfuerzo y la presencia del Estado que “va de la mano de lo que está sucediendo en el país“.

Indicó que “estamos teniendo un vuelco a la demanda que va del 35 al 40% hacia los efectores públicos por lo que es la situación económica y, por otro lado, el desfinanciamiento de las pequeñas obras sociales que no pueden cumplir con el plan médico obligatorio”.

Leer más: El Hospital Cullen tendrá la ampliación del servicio de cirugías programadas

El Estado ha dado respuesta, está presente y este es uno de los hechos que más importa. Nos interesa la gente, aquí se trabaja sin banderas, lo hemos demostrado durante toda la pandemia y agradecemos al equipo de todo el hospital que siempre tiene las puertas abiertas para brindar una respuesta oportuna”, finalizó el secretario de Salud.

Ampliación del servicio de cirugías en el Cullen

Dichas declaraciones del secretario de Salud se dieron en el marco del anuncio de ampliación del servicio de cirugías programadas del hospital Cullen. El nosocomio se prepara para realizar operaciones por la tarde, lo que permitirá -según adelantaron- reducir un 25% las intervenciones programadas.

El funcionario advirtió que la pandemia “ha dejado una postergación de cirugías programadas“, una medida que en su momento se tomó para atender “lo que era emergente”.

Leer más: El exlíder de Los Monos recibió el alta del Cullen y fue trasladado a la cárcel de Piñero

Destacó la estrategia desarrollada “en un trabajo intersectorial, articulado desde el hospital que nunca tuvo las puertas cerradas”. Al mismo tiempo, agregó: “Hoy tenemos la posibilidad de una ampliación de este servicio gracias a los médicos, directores y personal de cirugía, hay una articulación de trabajo y por ello se han posibilitado estas acciones”.

Por su parte, el director del hospital J.M Cullen, Bruno Moroni informó que hay “2.700 cirugías atrasadas, lo que constituye una gran preocupación“.

El responsable del efector señaló que “extender los planes quirúrgicos hacia la tarde es una gran satisfacción. Esto va a permitir disminuir un 25 por ciento las cirugías programadas“.

Esto se debe al apoyo del Ministerio de Salud y sobre todo del los equipos de salud del hospital, tanto médico como no médico, que permite comprometernos con el servicio; sobre todo traumatología y cirugías que tienen mayor compromiso de atraso en lista de espera“, finalizó.

Últimas noticias
spot_img
spot_img
Noticias relacionadas