Tras realizar 11 allanamientos en Santo Tomé y algunos barrios de Santa Fe, fueron apresados los acusados de arrojar las bombas de estruendo que suspendieron el partido entre Colón y Vélez.

Foto ilustrativa

El 7 de abril, a los 22 minutos de juego, el partido entre Colón y Vélez debió suspenderse debido a bombas de estruendo arrojadas desde la tribuna y que ponían en riesgo la integridad física de jugadores y el resto del público. Con el correr de los minutos se identificaron a los presuntos culpables, y hoy, tras realizar 11 allanamientos en Santo Tomé y dos barrios de Santa Fe, se apresaron al reconocido integrante de la barra de Colón Orlando Miguel Leiva (Nano) y a otros sujetos que participaron en el suceso que llevó a la suspensión del partido.

Con los arrestos encontraron dos armas de fuego, un revólver calibre 357, Magnum y un revólver calibre 32, además de 50 balas de calibre 9 mm. y 14 teléfonos celulares.

La identidad de los otros detenidos fueron definidas como: J. M.; C. F. C. alias “Facha”; M. E. G.; J. B.; J. A. L.; C. A. C. alias Vizcacha; G. N. C.