El Imán charló con Yayo Grassi, un hombre que es de Paraná pero que estudió en el colegio Inmaculada donde tuvo la oportunidad de conocer al Sumo Pontífice: “Como profesor, Bergoglio fue uno de los profesores más extraordinarios“.

Además, el argentino que reside en Estados Unidos hace más de 40 años, pudo encontrarse con Francisco en numerosas oportunidades. Si bien fue su alumno entre los años 1963 y 1965, Grassi contó que Begoglio mantenía sus recuerdos vigentes en una audiencia pública en el 2013: “Fue un encuentro sensacional, me dio un gran abrazo, corrió hasta donde estaba yo y me llamo ‘Obdulio’ que es el sobrenombre que me había dado cuando era mi profesor. Después de 50 años se acordó de mi apodo”.

Previamente a esta reunión, el argentino se encontró con el Papa en Buenos Aires en 2008, donde fue la última vez que lo vio como Obispo.

Yayo Grassi relató la experiencia vivida luego de la visita de Francisco a Estados Unidos: El recibimiento acá fue extraordinario, imposible describirlo con palabras, donde fue había multitudes de gente“. Y agregó: “La gente en general esta absolutamente fascinada, sin importar razas, religiones, lugares geográficos, ha sido una experiencia tremenda“.

El argentino destacó en todo momento la personalidad del ex Obispo: “El bien que le ha hecho Francisco a este país y al mundo, sobre todo por lo que se ha exhibido, por la importancia que ha tenido esta visita a Cuba y a Estados Unidos. Ha sido un ejemplo de modestia, de caridad, de ejemplo, de entendimiento que es difícil encontrarlo de otra forma”.

Finalmente recordó una anécdota en su paso por el Colegio Inmaculada de nuestra ciudad: “Él lo convenció a Jorge Luis Borges de que venga a Santa Fe a darnos una charla de literatura gauchesca y Borges vino“. Además el Sumo Pontífice logró que el escritor haga el prólogo de un libro de cuentos que sus alumnos habían escrito.

Yayo Grassi – SOL 91.5

yayo grassi