12.2 C
Santa Fe

Encuentran microplásticos en la nieve recién caída de la Antártida

Los resultados del estudio suponen la primera prueba empírica que demuestra la existencia de estos componentes tóxicos en la nieve de la Antártida.

Microplásticos en la nieve de Antártida 

Un nuevo estudio de campo ha detectado que en la nieve recién caída en la Antártida se pueden encontrar fracciones pequeñas de plásticos, denominados microplásticos. Es que la presencia de estos contaminantes se ha encontrado en nieve fresca recolectada en la Plataforma de Hielo de Ross.

Es la primera vez en la historia que se encuentran estos contaminantes en nieve recién caída, lo que supone la primera prueba científica de la presencia de estos componentes tóxicos en la nieve del continente austral.

Leer más: Contaminación: Los elefantes consumen plástico y contaminan los bosques

El descubrimiento fue obra de un estudiante de doctorado de la Universidad de Canterbury de Nueva Zelanda, Alex Aves, quien en 2019 recogió muestras de nieve recolectada en 19 lugares distintos de la Plataforma de Hielo de Ross.

La investigación fue publicada recientemente en la revista científica The Cryosphere, y concluye que se encontraron 29 partículas de microplásticos por litro en muestras de nieve derretida pertenecientes a 13 tipos de compuestos distintos. El más común es el PET (tereftalato de polietileno), un plástico omnipresente en nuestro día a día, presente en artículos de uso común, como las botellas o las prendas de ropa.

Cuando Alex viajó a la Antártida en 2019 teníamos la esperanza de que no encontraría restos de microplásticos en un punto tan remoto y prístino como este“, afirma la profesora asociada de Física Ambiental, Laura Revell, involucrada en el estudio.

Leer más: Día Mundial de los Océanos: ¿Cuáles son los beneficios que brindan y cuáles son sus principales amenazas?

No obstante, la sorpresa de los investigadores fue máxima, ya que comprobaron que había partículas de microplásticos en todas y cada una de las muestras obtenidas.

Aves analizó muestras de nieve utilizando una técnica de análisis química llamada “espectroscopia infrarroja de transformada micro-Fourier”, lo que le permitió identificar las partículas antes de analizarlas posteriormente con ayuda de un microscopio para determinar el color, tamaño y forma de los restos de plásticos.

Los datos obtenidos servirán para futuras investigaciones científicas, aunque de momento hay una conclusión clara: Los microplásticos han conquistado ya todos los rincones del planeta.

Es increíblemente triste, pero encontrar microplásticos en la nieve fresca de la Antártida resalta el alcance de estos contaminantes”, lamenta Aves.

Leer más: Presencia sostenida: El Día de la Antártida Argentina

En cuanto a cómo llega el plástico a la zona, los modelos atmosféricos sugieren que podrían haber viajado a través de la atmósfera a lo largo de miles de kilómetros. Sin embargo, no está descartado que proceda de los asentamientos humanos de la Antártida. Una hipótesis que cobra fuerza a raíz de los datos obtenidos, y es que el equipo científico encontró que las densidades de microplásticos eran 3 veces mayores en las inmediaciones de las bases científicas Scott y McMurdo.

Una vez comprobada la dimensión del problema, queda analizar las posibles soluciones. Las autoridades medioambientales de Nueva Zelanda instan a las partes firmantes del Tratado Antártico a considerar posibles medidas destinadas a reducir la contaminación por plástico en el continente en el futuro. Han presentado los resultados de esta investigación para que sea abordada en futuras reuniones consultivas del Tratado.

Fuente: National Geographic
spot_img
spot_img
Últimas noticias
Noticias relacionadas