10.9 C
Santa Fe

El Óscar perdido de Hattie McDaniel será restituido por la Academia de Hollywood

Por su rol en "Lo que el viento se llevó", McDaniel se convirtió en la primera actriz afrodescendiente en ganar el máximo galardón de la industria del cine. Pero su historia fue minimizada por el racismo de la época.

Un Hollywood políticamente correcto

Este martes, la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas anunció que repondrá el premio Óscar que ganó la actriz afrodescendiente, Hattie McDaniel en 1940 por su icónico rol en la película “Lo que el viento se llevó” (Victor Fleming, 1939). De acuerdo a la historia oficial, el galardón fue donado por la artista a la Universidad de Howard (Washington, DC), pero posteriormente la institución académica aseguró que entre la década de 1960 y 1970 el premio desapareció.

La ceremonia homenaje tendrá el nombre de “Hattie’s Come Home” (“Hattie vuelve a casa”), y tendrá lugar en el teatro Aldrige el próximo 1 de octubre. Es un intento de recapitular y reconocer la vida y el legado artístico de McDaniel, cuya participación en famosa cinta de Fleming se convirtió en un notable precedente histórico, aunque en aquel momento el acontecimiento haya sido deliberadamente minimizado.

Un comunicado conjunto entre la presidenta del Museo de la Academia, Jacqueline Stewart, y el director ejecutivo de la Academia de Hollywood, Bill Kramer, señaló a McDaniel como “una artista revolucionaria que cambió el curso del cine“.

El galardón será repuesto y entregado junto a una mención especial a la Universidad Howard. Posteriormente, la decana de la Facultad de Bellas Artes, Phylicia Rashad, brindará un discurso, al tiempo que estudiantes de la institución interpretarán una variedad de canciones y actuarán un fragmento de la obra de LaDarrion WilliamsBoulevard of Bold Dreams“, un pieza emblemática ambientada en 1940 y asociada a la experiencia de las personas afroamericanas en Hollywood.

En la década de 1990, representantes de la Universidad de Howard aseguró que no podía hallar el galardón entre su patrimonio, que había sido legado por McDaniel, y sostuvo que había desaparecido en unas protestas sucedidas entre 1960 y 1970. Al día de hoy se desconoce su paradero.

Leer más: Tras el principio de acuerdo, los guionistas de Hollywood votan para levantar la huelga

Hattie McDaniel: un premio histórico

En lugar de la tradicional estatuilla dorada, el premio Óscar a la Mejor Actriz de Reparto que recibió McDaniel en 1940 fue una placa conmemorativa, ya que entre 1936 a 1942 este tipo de reconocimientos eran los destinados para los actores de reparto.

Es sabido que, durante la ceremonia de premiación, la actriz se vio obligada a sentarse en un espacio apartado del restaurante Coconut Grove (Los Ángeles) donde se llevaba a cabo el evento. Esto se debió a las Leyes de Jim Crow, reglamentos públicos de segregación racial comunes en la época. Tal fue así que, la actriz logró ingresar al hotel a retirar su premio gracias a la intervención de David O. Selznick, productor de “Lo que el viento se llevó”, quien pidió un permiso especial. Además, el protagonista masculino de la cinta, Clark Gable, amenazó con no acudir a la ceremonia en apoyo a los actores afrodescendientes de “Lo que el viento se llevó”, pero fue la propia Hattie quien le convenció para que no lo hiciera.

Leer más: Ajuste salarial y regulación de la IA, las claves del acuerdo provisional entre el Sindicato de Guionistas y los estudios de Hollywood

El legado de Hattie McDaniel

51 años después del premio de McDaniel, otra mujer afrodescendiente ganó un premio Óscar. Fue la actriz Whoopi Goldberg, quien se llevó el galardón en la misma categoría por su papel en “Ghost: la Sombra del Amor” y, hasta la actualidad, Hally Berry es la única intérprete afroamericana en haber ganado una estatuilla como mejor actriz protagonista.

La carrera actoral de Hattie McDaniel estuvo marcada por su raza. Al haber interpretado docenas de papeles de sirvienta, durante décadas fue criticada por “perpetuar” el estereotipo de las mujeres esclavas, pero incluso ante tal adversidad, logró construir una trayectoria artística notable, en el contexto de una industria caracterizada por la misoginia y el racismo. Si bien los guiones que interpretaba no eran de su autoría, McDaniel se vio obligada, en más de una oportunidad, a defender su derecho a trabajar.

Nunca me disculpé por los papeles que interpreto. Varias veces he convencido a los directores para que omitan el dialecto. Estuvieron de acuerdo con la sugerencia. Me han dicho que he mantenido vivo el estereotipo del sirviente negro. Creo que mis críticos piensan que el público es más ingenuo de lo que realmente es“, escribió McDaniel en 1947, en un artículo publicado en la revista The Hollywood Reporter.

Prefiero interpretar a una criada que ser una criada. Mi propia gente estaba especialmente feliz. Sentían que al honrarme, Hollywood había honrado a toda la raza. Así era como lo quería. Este fue un momento demasiado grande para mí, una gran palmada en la espalda. Quería que esta ocasión sirviera de inspiración a la juventud negra durante muchos años“, sostuvo McDaniel sobre su Oscar.

El film de 1939 “Lo que el viento se llevó“, protagonizado por Vivien Leigh y Clark Gable, fue -y es- una de las películas más reconocidas de la historia del cine. Ambientada durante la Guerra Civil en Tara, una inmensa plantación de Georgia, la trama gira en torno al personaje de Scarlett O’Hara. Pero la crítica del momento la acusó de dignificar la esclavitud, recurriendo a personajes estereotipados justamente como el de Hattie McDaniel, quien interpreta a la sirvienta de O’Hara.

spot_img
spot_img
Últimas noticias
Noticias relacionadas