20.6 C
Santa Fe

“El Niño y la Garza” de Hayao Miyazaki llega al streaming: ¿Cuándo y dónde verla?

La nueva obra de Studio Ghibli, ganadora del Oscar como Mejor Película Animada, arribará al catálogo de una reconocida plataforma de streaming.  

“El Niño y la Garza” anuncia su llegada al streaming: ¿Dónde y cuándo verla?

La última obra del reconocido cineasta y animador Hayao Miyazaki, se estrenó en Japón en 2023 y generó revuelo y admiración. Ante una industria donde priman las animaciones realizadas por computadora, la película de la destacada figura de Studio Ghibli volvió a apostar por un estilo tradicional, con la clásica narrativa que ya es el sello indiscutido del estudio japonés.

“El Niño y la Garza” cosechó notables críticas durante todo su paso por las salas de cine, y durante ese camino recibió diversos galardones, incluyendo el Globo de Oro, el BAFTA y el Oscar a Mejor Película Animada de 2023. Ahora, la película de Miyazaki arribará a Netflix, sumándose a su nutrido catálogo de películas animadas de Studio Ghibli.

Leer más: Hayao Miyazaki anunció que comenzó a trabajar en su nueva película para Studio Ghibli

El anuncio fue realizado por Netflix a través de sus redes sociales, aunque no se detalló una fecha exacta de estreno en la plataforma, se señaló que la llegada de la película es inminente. Muchos especulan que esto podría ocurrir en los próximos meses. Cabe destacar que gracias a una alianza internacional con Wild Bunch International, el catálogo de Netflix incluye gran cantidad de películas realizadas por Studio Ghibli.

¿Cómo vives?

Originalmente, se había señalado que Miyazaki se encontraba trabajando en una adaptación de la novela “¿Cómo vives?”, del autor Genzaburo Yoshino, publicada en 1937. Sin embargo, posteriormente se supo que sería una “adaptación poco común“, y que Miyazaki tenía “una historia original que quiere contar a partir de esta otra narración“. Finalmente, el proyecto mutó y se convirtió en un guion completamente original del propio Miyazaki.

Además, originalmente se planeaba su estreno en 2020, pero el proceso creativo de Miyazaki es personal y único, y se aleja de los recursos propios de Hollywood como los efectos visuales realizados en computadora o los ciclos de producción veloces y automatizados. Por tal motivo, el desarrollo de “El Niño y la Garza” llevó más tiempo del pensado.

La trama de la película gira en torno a Mahito, un joven de 12 años, que lucha por asentarse en una nueva ciudad luego de la muerte de su madre. Sorpresivamente, una garza parlante informa a Mahito de que su madre sigue viva, y en consecuencia se adentra a una torre abandonada en su búsqueda, lo que lo transporta a otro mundo. Como se dijo, el título de la película se basa en la novela de 1937, “Kimitachi wa Dō Ikiru ka” de Yoshino Genzaburō, pero la película presenta una historia original que no guarda relación con la novela original.

Leer más: Oppenheimer, Pobres Criaturas y Zona de Interés triunfan en una nueva entrega de los Premios Oscar

Studio Ghibli, el arte de la animación

Miyazaki se destaca en la industria como un prolífico ilustrador, animador, guionista y director. Ha dedicado su vida al perfeccionamiento de su arte, la animación, el medio de expresión ideal para establecer un puente entre sus ideas y el público. Miyazaki explora conceptos propios de la naturaleza y la humanidad (y su vínculo) para construir historias de una considerable honestidad emocional. Otros temas, como la muerte o el devenir bélico de la sociedad también son frecuentes en sus obras, marcando una clara distinción entre este tipo de películas animadas y obras de compañías como Pixar o Dreamworks. Aún así, la filmografía de Miyasaki puede -y en gran medida debe- ser disfrutada por públicos de todas las edades. En 2002 el autor japonés fue galardonado con el Oscar a Mejor Película Animada por El Viaje de Chihiro, una obra que introdujo a Studio Ghibli a las generaciones de aquel momento, quienes no conocieron el éxito de películas como Mi Vecino Totoro o La tumba de las luciérnagas durante la década de los 80. De repente, toda una nueva generación de espectadores descubría el mundo de Ghibli, de la mano de su realizador más notable, Miyasaki.

El reciente éxito de películas como Pinocho (Guillermo del Toro, 2022) o Spider-Man: Into the Spider-Verse (Bob Persichetti, Peter Ramsey y Rodney Rothman, 2018) parece indicar que la animación es mucho más que un género cinematográfico. En palabras del mismo Del Toro, “el cine animado es eso, es cine“. De hecho, en la última entrega de Premios Oscar, su versión animada en stop-motion del clásito italiano escrito por Carlo Collodi le valió al cineasta mexicano la estatuilla como Mejor Película Animada, algo que no ocurría desde 2005, cuando el film Wallace & Gromit: The Curse of the Were-Rabbit (Nick Park) alcanzó dicha distinción. Asimismo, Spider-Man: Into the Spider-Verse también se llevó el Oscar como mejor cinta animada, lo que resultó ser algo notable dado el desarrollo estético de la película, que realmente estableció un precedente en la industria.

Aunque la concepción del cine animado como entretenimiento infantil es una noción posterior al surgimiento del medio animado, al día de hoy es notablemente difícil la divulgación y la valorización de la animación como un medio “serio” o “adulto”. Pero no todo lo que brilla es animación occidental. Durante décadas, Studio Ghibli ha estado en la vanguardia del cine de animación; de hecho, en Japón el arte del animación, conocido en nuestras tierras como “animé”, el manga y la ilustración, son manifestaciones artísticas de gran valor e importancia entre la población, y se trata de obras que apelan a públicos de todas las edades. Ghibli es un claro ejemplo de esto, habiendo realizado películas que abordan temas como la muerte, la guerra y la pérdida, pero sin dosificar ni condimentar estas temáticas.

spot_img
spot_img
Últimas noticias
Noticias relacionadas