6.6 C
Santa Fe

Denunciaron insultos discriminatorios entre padres en un encuentro de fútbol infantil en Santo Tomé

El hecho ocurrió durante un partido entre las inferiores mayores de Independiente de Santo Tomé y Defensores de Alto Verde. Por el hecho, el árbitro tuvo que dar por terminado el partido.

Denunciaron insultos discriminatorios entre padres durante un encuentro de Liga Santafesina

Dirigentes de Defensores de Alto Verde denunciaron este miércoles insultos discriminatorios durante un encuentro de inferiores contra Independiente de Santo Tomé, en la cancha del Rojo santotomesino. Según indicó Víctor Zabala, vocal del club de Alto Verde, los insultos llegaron principalmente del lado de los padres del equipo local.

Leer más: Fuerte polémica: las inferiores de AFA de Colón jugaron bajo una lluvia de insultos y en condiciones precarias

 “Nos gritaban de todo, negro esto, negro lo otro, que por qué estamos en la liga. Había papás que lloraban porque era injusto lo que nos tocó vivir”, se lamentó Zabala. Por los insultos, el árbitro decidió dar por terminado el partido, cuando Independiente se imponía por 6 a 0.

En ese sentido, Zabala aclaró: “El árbitro dijo que nos quedemos tranquilos, que iba a informar todo”. Además, lamentaron que ambas parcialidades se colocaron una al lado de la otra, lo que colaboró con el conflicto.

La otra campana

Luego de la denuncia, Pablo Garzón, Entrenador de la categoría de Independiente de Santo Tomé que protagonizó el conflicto, se comunicó con Sol Play para dar su punto de vista sobre el hecho.

Al respecto, indicó: “Si bien hubo un murmullo, se inicia a través del grito de una mujer de Alto Verde. Después le contestan, claro. El tumulto dura 30 segundos y después el árbitro de manera atinada o no dio por terminado el partido, no es que lo suspendió”, explicó el DT.

Según su versión, los insultos de ambas partes desencadenaron a partir de un penal que falló su equipo. “Ahí la señora le grita ‘muerto de hambre’ y le contestan”. Luego, se generó el tumulto: “Los chicos se fueron al alambrado, los chicos cerraron el portón para que no entre ni salga nadie del campo, se separaron y el árbitro dijo ‘vamos a terminar el partido porque puede pasar otra cosa’. Me pareció atinado”.

Por último, concluyó: “No lo estoy minimizando, pasó. No es por justificarlo pero es fútbol y sabemos lo que pasa, la pasión de los padres y los chicos. Por eso nosotros tratamos de bajarlos, que se tranquilicen, no es fácil”.

Últimas noticias
spot_img
spot_img
Noticias relacionadas