El niño desapareció el 21 de diciembre de 2015 en Ceres. La abuela biológica del menor y su pareja, son los únicos detenidos.

Caso Maxi Sosa.

(Para escuchar el audio desde el celular apretá en “listen in browser”)

Este jueves por la mañana personal de la Policía de Investigaciones se encuentra realizando excavaciones en el patio de una vivienda de Ceres donde residía Maxi Sosa, el niño desaparecido en diciembre de 2015. Aún no se conocen detalles de las novedades que llevaron a tomar la determinación de realizar estas excavaciones.

Por el caso están detenidos la abuela biológica del menor, Patricia Sayago, y su pareja, Ariel Malagueño.

En dialogo con Malas Costumbres, el periodista José Gorosito, brindó detalles del operativo en Ceres y cómo continúa la búsqueda del menor.

“Hoy nos despertamos con la noticia que la sección Trata de Personas, está realizando excavaciones en la casa donde desapareció Maximiliano Sosa, la casa donde vivía la abuela y donde hoy vive la mamá. Hay un hermetismo importante y estamos aguardando información”, explicó el periodista.

“A seis meses de la desaparición de Maxi, la fiscal a través del trabajo provincial, tenían los teléfonos intervenidos de las cuales escucharon conversaciones que involucraban y que daban a entender, porque hablaban en clave, que lo tenían a Maxi en equis lugar”, contó Gorosito y agregó: “Los allanamientos se hicieron un mes después de las escuchas tanto en Colonia Montefiore y aquí en Ceres. Al pibe no lo encontraron y detuvieron a las dos personas”.

“Ahora, continúa la investigación. Lo raro de esto es que la abuela y su pareja no brindaron declaraciones ni a favor ni en contra. Desde ese tiempo optaron por el silencio”, afirmó.

“Hubo un montón de conjeturas, pero el rumor más fuerte que corre entre los vecinos es una posible venta del menor por parte de la abuela. Pero eso está en manos de la justicia y están investigando”, apuntó.