El encuentro del clásico entre Independiente y Ferro Dho fue suspendido a los 8 minutos luego de agresiones entre jugadores.

El partido entre Independiente de San Cristobal y Ferro Dho fue suspendido a los 8 minutos producto de una batalla campal luego de agresiones entre dos jugadores, uno de cada equipo, y que llevó al árbitro del partido Ramiro Cortez, a tomar la decisión de expulsarlos.

Fue allí donde se desató la batalla campal, corridas, golpes de puño, patadas y todo tipo de agresiones. Algunos jugadores debieron ser trasladados al hospital con lesiones, la peor parte se la llevó el jugador de Independiente Matías Caballero con un golpe en su ojo izquierdo.

El encuentro fue organizado por la Municipalidad de San Cristóbal para celebrar el 90° Aniversario de la ciudad entre los dos equipos. El partido se tendría que haber jugado en octubre pasado pero no se pudo programar para esa fecha.