El 6 de febrero pasado denunciaron al párroco Luis Brizzio ante el Arzobispado por “un comportamiento indebido” de hace 20 años. El monseñor José María Arancedo le pidió que dejara las tareas pastorales y se retirara a un monasterio. “Hasta ahora la denuncia planteada es una sola“, expresó.

arancedo

En comunicación con SOL 91.5, el monseñor José María Arancedo declaró respecto a Brizzio:Estamos en la parte de la investigación previa, la santa sede es la que entiende en esta causa. Pienso que en dos o tres meses sabremos”.

Brizzio está en un convento en Buenos Aires, le dije que no podía quedarse en la parroquia hasta tanto se resuelva el tema”, finalizó Arancedo.

José María Arancedo – SOL 91.5 (Parte 1)

José María Arancedo – SOL 91.5 (Parte 2)

4 COMENTARIOS

  1. Es una vergüenza que un obispo, mas con su cargo en el episcopado Artentino sea tan venebolo con un Delicuente Sexual, un abusador!!! La Iglesia tiene graves problemas con la sexualidad y es evidente por que abundan los casos de abuso sexual por parte de sacerdotes católicos. Hasta que no se cumpla lo que el papa pregona “tolerancia cero para los que abusan de menores o adultos vulnerables”. Las Iglesias no son un lugar seguro para niños, adolescentes y o adultos vulnerables estando al frente estos predaderos y encubridores que lo permiten!!!!!

  2. No tienen miedo de que estos curas que son denunciados por abuso sexual sigan abusando de otros niños? Ustedes no saben que un abusador nunca dejarà de ser abusador, porque es una persona perversa y no es una enfermedad, no se cura. Es un delito. Debe ir preso. Deben cuidar a los niños.
    Yo no OLVIDO, NO PERDONO, NO ME RECONCILIO!