15.4 C
Santa Fe

Una esquina de Nueva York llevará el nombre de Charly García

La emblemática intersección que aparece en la portada del álbum Clics Modernos es el sitio elegido para homenajear la carrera musical del artista argentino.

Un argentino en Nueva York

Una esquina de la metrópolis urbana de Nueva York será bautizada con el nombre de Charly García, astro del rock nacional. Este homenaje se produce en el marco de los 40 años del lanzamiento del disco Clics Modernos, uno de los proyectos más representativos del legendario músico argentino.

La ceremonia oficial se llevará a cabo el próximo 6 de noviembre a las 11 hs. en el cruce de las calles Walker Street y Cortlandt Alley, sitio donde se tomó la icónica fotografía que sirvió como portada del mencionado álbum.

La intersección de calles Walker Street y Cortlandt Alley en la actualidad

La iniciativa fue impulsada por el actor Mariano Cabrera, quien reside actualmente en la ciudad de Nueva York. Su propuesta recibió el apoyo del Consulado argentino en dicha ciudad. Aunque el lugar ha sufrido cambios y ahora es un hotel, se colocará una placa que llevará la leyenda “Charly García corner” (Esquina Charly García).

Este homenaje sirve como un reconocimiento a su legado musical y su influencia en la escena del rock argentino. Su música ha trascendido fronteras y sigue siendo admirada y celebrada tanto en Argentina como en el resto del mundo.

Leer más: Consciente y hablando: Ángel de Brito sobre el estado de salud de Silvina Luna

Clics Modernos, hito del rock argentino

La famosa fotografía de portada fue tomada por Uberto Sagramoso, convocado en aquel momento por el propio García para que lo retrate en algún sitio pintoresco de Manhattan. Durante su estadía en la ciudad norteamericana, el músic se sintió atraído por una esquina que presentaba un grafiti con una silueta negra junto al nombre de una banda desconocida llamada “Modern Clix”.

Charly García en la famosa fotografía de Uberto Sagramoso

Clics Modernos fue el segundo álbum de estudio del cantante argentino, y fue publicado originalmente el 5 de noviembre de 1983. Muchos críticos e historiadores destacan al disco como el mejor trabajo de García, que incluye guiños a la dictadura cívico-militar en Argentina, proceso que se vivió hasta poco antes del lanzamiento del álbum. Además, muchos plantean que este proyecto artístico marcó y consolidó las tendencias modernas que perfilaron al rock argentino durante la década de 1980 y posteriores. El disco fue grabado prácticamente en su totalidad en el Electric Lady Studios en Nueva York. García trabajó junto al bajista Pedro Aznar, con quien ya había colaborado en su etapa de Serú Girán.

spot_img
spot_img
Últimas noticias
Noticias relacionadas