El principal sospechoso es un agente de la policía que actualmente está de licencia.

Foto: Gobierno de Santa Fe.

Venta de armas en el mercado ilegal

El Ministerio de Seguridad, a través de la Agencia de Investigación Criminal, perteneciente al Ministerio de Seguridad desbarató una red delictiva de venta de armas y municiones, ingresadas y comercializadas de forma ilegal.

El principal sospechoso involucrado es un agente de policía, actualmente de licencia, cuyas iniciales son S.G., quien ofrecía armas con alto poder de fuego de manera irregular.

Investigación

La investigación, supervisada por los fiscales Pablo Socca y Valeria Haurigot del equipo de abordaje para delitos cometidos con armas del Ministerio Público de la Acusación, implicó técnicas de trabajo policial encubierto a través de un “agente revelador”, figura contemplada en la Ley Nacional N° 27.319 de Delitos Complejos. De esta forma, los agente de la AIC realizaron observaciones encubiertas y entregas vigiladas, que resultaron en la adquisición de nueve fusiles con miras telescópicas sofisticadas, de procedencia estadounidense y japonesa, como también, gran cantidad de municiones.

De las labores de inteligencia, se desprendió que un agente policial con prestación de servicios en el comando radioeléctrico de Rosario, tendría participación en contribuir a la comercialización de las armas y municiones.

Además, los trabajos de investigación también arrojaron que todas las armas obtenidas durante las transacciones policiales tenían origen ilícito, habiendo sido denunciadas por robo en enero del corriente por un productor agropecuario de la provincia de Córdoba, quien era su dueño legal y las tenía registradas en Agencia Nacional de Materiales Controlados -ANMAC-. En la oportunidad, un grupo fuertemente armado irrumpió en su domicilio y le sustrajo más de 30 armas de fuego de distinto calibre, joyas, dinero y otras pertenencias.

Finalmente, la pesquisa derivó en el allanamiento de una armería y el domicilio particular del dueño de la misma, de donde al parecer se proveían.

Fuente: Gobierno de Santa Fe.