Ocurrió en la localidad de Río Turbio. Los animales murieron ‘por alguna sustancia introducida en trozos de caerne arrojados en la vía pública’

Más de 60 perros fueron encontrados muertos este fin de semana envenenados “por alguna sustancia introducida en trozos de carne arrojados en la vía pública” en la ciudad santacruceña de Río Turbio. En consecuencia, se abrió una causa penal y el municipio declaró la “emergencia medioambiental y sanitaria” por 30 días, informaron este lunes autoridades provinciales.

Nunca pasó algo de tal magnitud, de esta manera tan masiva, se está hablando de más de 60 perros muertos de los que avisaron primero los vecinos a través de las redes y entre ayer y hoy con denuncias en la Policía”, dijo Janina Ramos, de la agrupación protectora de animales Patitas de la Cuenca.

Ramos señaló que “los vecinos apuntan a un estanciero que arrojó carne de una potranca vieja con alguna sustancia venenosa que todavía no se puede determinar, porque recién ahora se envió una muestra de laboratorio para analizar en Río Gallegos”.

Leer Más: Marcha atrás con la eutanasia para perros y gatos callejeros en Santa Cruz

La causa penal, iniciada por las denuncias de decenas de vecinos y de la intendenta Claudia Pávez, quien se sumó a última hora del domingo, está a cargo de la jueza de instrucción Betina Bustos.

El municipio, en tanto, comunicó a través de su perfil de Facebook la declaración de “emergencia medioambiental y sanitaria por un plazo de 30 días (Decreto Municipal 859/2019)”.

También hay una denuncia penal por “presunta infracción a la ley nacional 14.346 sobre prohibición de maltrato animal y violación del artículo 200 del Código Penal de la Nación, sobre delitos contra la salud pública y envenenamiento de sustancias alimenticias“.

 

Fuente: Télam