Audios

Comentario de Obdulio Paredes – SOL 91.5

La actividad se realizará en el Centro Familiar Cristiano, Gualeguaychú 960. Se anuncian como disertantes a los directores del “Ministerio Restauración Argentina”: Mauricio y Daniela Montion, y dos miembros de su “equipo ministerial”: Claudia Di Liddo y Julio Adi.

“Gracias a la repercusión internacional, logramos captar la atención de la prensa francesa –donde acaba de finalizar la última sesión– y sabemos que allí el gobierno está evaluando posibles acciones”, indicó Andre Banks, director ejecutivo de AllOut.org. 

“Argentina, que ha sido un ejemplo de ampliación de derechos para las personas LGBT no debe permitir que estos negocios devenidos en falsas ‘terapias’ terminen instalándose en el país”, destacó.

“Hoy tenemos una oportunidad única para poner fin a estas prácticas peligrosas, en un momento en que estos movimientos extremistas se ven debilitados por una profunda división”, finalizó Banks. Asimismo Esteban Paulón, presidente de la FALGBT, manifestó: “Este tipo de lavado de cerebro ha sido cuestionado por la Organización Panamericana de la Salud y las principales Asociaciones y Colegios Profesionales en distintas partes del mundo.

En nuestro país esta discusión ha sido ampliamente discutida y saldada en el contexto de Matrimonio Igualitario, la ley de identidad de Género y la ley de Salud mental. El Estado argentino debe tomar posición al respecto rápidamente y asegurarse de que estos seminarios no se cobren más víctimas. Mientras, desde la FALGBT analizamos seriamente los pasos a seguir y no descartamos acciones penales por ejercicio ilegal de la medicina”. 

Por su parte, el Diputado (MC) Leonardo Gorbacz, psicólogo y autor de la Ley 26.657 de Salud Mental, destacó que “nuestra ley de salud mental es clara respecto a que ni la orientación ni la identidad sexual pueden ser considerados enfermedades, por lo tanto es ilegal cualquier oferta de cura, se llame como se llame.

Estos tratamientos no son inocuos, son muy dañinos para la salud mental individual y colectiva: Individual, porque fuerzan modificaciones subjetivas imposibles e innecesarias que generan culpabilidad y sufrimiento, y además profundizan procesos colectivos de prejuicios y discriminación que en nuestro país afortunadamente están en franco retroceso, con el fuerte apoyo de nuestro gobierno que es líder en el mundo en materia de derechos humanos y respeto a la diversidad sexual”. 

El mes pasado, el creador y principal promotor de las ‘curas’ para homosexuales a nivel internacional hizo un cambio radical de postura, rechazando su propia investigación. Y recientemente, la organización principal detrás de estas horrendas practicas reconoció públicamente que eran inútiles y peligrosas. Sin embargo, un grupo disidente, denominado ‘Aguas Vivas’ (http://www.aguasvivas.org.ar/) se niega a dejar de este negocio lucrativo que cuestan hasta 1200 dólares por persona. Mientras que Exodus –el grupo más grande detrás de la cruzada cristiana contra la homosexualidad– acaba de reconocer que estos “tratamientos” anti-gay/lésbico/trans no son efectivos, continúan promoviendo sus discursos homo/lesbo/transfóbicos financiando campañas para sostener la homofobia en todo el mundo, indicaron desde los organisoms. 

La lista de los países en los que se realizarán los próximos seminarios para “curar la homosexualidad” son: Australia, Reino Unido, Finlandia, Inglaterra, Lituania, Países Bajos, Filipinas, Suiza y los Estados Unidos.La palabra de los organizadoresEn diálogo con La Nación, María de los Ángeles González, coordinadora del Área Matrimonial de los organizadores, explicó que este es el segundo seminario de “Restauración emocional, relacional y sexual” que realizan en la Argentina.

El primero se realizó en Córdoba y fue para formación de “líderes”, es decir, “personas vinculadas o no a la iglesia que se quieran preparar para alejar a gente vinculada a un estilo de vida que no está bien”. En esta oportunidad serán jornadas abiertas al público en general en donde “personas vinculadas a la fe” disertarán sobre homosexualidad y adicciones; se oirán testimonios de personas “restauradas” y, también, habrá talleres coordinados por “especialistas”. Mencionó a psicólogos entre el staff de profesionales.

González, nacida en Paraná, cuenta que se acercó a este movimiento por un “psicólogo cristiano” que se lo recomendó. “Soy casada, tengo tres hijos”, apuntó antes de brindar detalles sobre este movimiento ante las preguntas del mismo medio porteño: —¿Qué se entiende por restauración? —Es el proceso de salir de un estado que no está bien. —Hablan de “curar”: ¿Consideran que la homosexualidad es una enfermedad?—No. Hablamos de un desborde cristiano, es un quebranto por algo que nos sucedió de chicos, por cosas que nos marcaron. Abusos, violaciones, maltratos, palabras ofensivas, matrimonios que esperaban varones y concibieron niñas entonces los vestían como niñas. Ahí empiezan los problemas, las dudas. De lo contrario no habría homosexuales. —¿Cómo son los tratamientos? —Dios hace milagros pero uno tiene que tener determinación para querer salir de ese estilo de vida. Hay que hacer cambios radicales. Por ejemplo, alejarse del círculo de amistades porque es como si a un alcohólico le dejás una botella cerca. Generás tentación. Para eso hay mucho acompañamiento. —¿Cómo se los acompaña? —Dentro del grupo nuestro hay profesionales, psicólogos y testimonios de personas que lograron salir. —¿Cómo ingresa la religión en esto? —Les explicamos que Dios no hace excepción de persona. No es que no los quiere a los homosexuales, pero Dios no quiere el pecado. Dios te ama a vos, pero no al pecado, les decimos. La homosexualidad es como mentir. Además la religión dice bien claro que Dios hizo al varón y a la mujer para unirse y concebir, por eso es que este movimiento está con la familia, es una restauración no sólo de una persona sino de la familia. —¿Cómo explican la ley de matrimonio igualitario? —La ley surgió lamentablemente por la presión de la sociedad que impone cosas. Cuando se legaliza no se puede parar, ya no hace falta esconderse.

FUENTES: UNO Entre Ríos – La Nación
AUDIO: Columna de Obdulio Paredes por El Subte