El equipo alemán retomó los entrenamientos este lunes de una manera poco habitual. Asimismo, el club informó que los jugadores deberán bañarse en sus casas.

Bayern Munich, vigente líder de la Bundesliga de Alemania, retomó hoy los entrenamientos con reestricciones como respetar el distanciamiento social por el coronavirus y evitar ducharse en el club para mantener las medidas de higiene.

El club decidió que el plantel profesional vuelva a los entrenamientos, siempre y cuando respetando las medidas de seguridad impuestas por el gobierno alemán. Es por esto que el cuerpo técnico diseñaron la actividad física en grupos. Los jugadores fueron divididos en grupos de cuatro o cinco y se cambiaron por turnos en cabinas separadas, mientras que en cancha, cumplieron la regla de guardar la distancia de 1,5 metros, lo que motivó que no haya duelos individuales por la pelota.

Asimismo desde el club informaron que una vez finalizado el entrenamiento, los jugadores deben retirarse y bañarse en sus casas.

Fue una sensación rara el entrenamiento en grupos reducidos. Pero también fue una sensación maravillosa volver a ver a los compañeros en vivo”, afirmó el arquero y capitán Manuel Neuer en declaraciones que publica la página web del club. “Quiero agradecer al club y todos los ayudantes que en estos tiempos difíciles podamos volver a hacer un entrenamiento específico”, agregó.