El partido facultó a una comisión para avanzar en los acuerdos políticos. La idea del gobernador es presentar el proyecto el 1º de mayo en la Legislatura

El Partido Socialista de Santa Fe dio ayer el primer paso para avanzar en uno de los proyectos más ambiciosos del gobernador Miguel Lifschitz: la reforma constitucional. El partido, en una reunión de la junta ejecutiva, resolvió darle impulso a la modificación de la Carta Magna con una agenda pública y política que deberá antes resolver varios escollos. Pero el propio, el que habitaba en su seno, ya quedó saldado. El socialismo cerró filas en torno al mandatario provincial y acalló las voces internas que iban en sentido contrario.

La tarea para convencer al resto de los partidos políticos y a la sociedad sobre la necesidad de modificar la Constitución de 1962 quedó en manos de su secretario general, Enrique Estévez, y de su adjunto, Rubén Galassi. Se constituirá, para tal efecto, una comisión de trabajo “técnico-política” para alcanzar los objetivos reformistas.

El punto crítico, la eventual reelección de Lifschitz en caso de que se reforme la Constitución, quedó para un análisis más fino de la situación y al consenso que se alcance con el resto de las fuerzas políticas que tienen representación en el Parlamento santafesino.

Fuente: La Capital/Sol 91.5.