16.8 C
Santa Fe

Organizaciones sociales denuncian persecución tras allanamientos y acusaciones

Los dirigentes explicaron que solamente el gobierno tiene la autoridad para suspender los programas Potenciar Trabajo y que distribuyen alimentos a granel.

Denunciaron que los operativos fueron ilegales

Las organizaciones sociales y piqueteras se unieron para organizar una conferencia de prensa en el Congreso de la Nación, donde expresaron su repudio conjunto hacia los más de 30 procedimientos y allanamientos llevados a cabo en locales, comedores populares y viviendas de dirigentes. Estas acciones comenzaron en la madrugada del lunes y se prolongaron a lo largo del día.

Leer más: Allanaron a líderes piqueteros por presunta extorsión a beneficiarios de planes sociales

Los operativos llevados a cabo por la Policía Federal fueron autorizados por el fiscal Gerardo Pollicita en el contexto de una causa que está siendo tratada en el juzgado de Sebastián Casanello.

Las organizaciones afectadas por estas acciones judiciales fueron el Polo Obrero, Barrios de Pie y el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL). A pesar de que estas agrupaciones forman parte de la Unidad Piquetera y el conjunto de las organizaciones sociales, incluidas las afiliadas a la UTEP, coincidieron en rechazar los allanamientos tanto por su contenido como por la manera en que fueron llevados a cabo.

Los líderes piqueteros resaltaron la ilegalidad de los allanamientos, que contravienen lo establecido por la legislación vigente al ser llevados a cabo durante la madrugada del lunes, momento en el cual está prohibido realizar este tipo de procedimientos, al igual que los desalojos.

Además, denunciaron actos de brutalidad policial, daños en las viviendas y la presencia de operativos en los cuales estaban presentes niños y menores de edad, a pesar de que ninguno de los afectados mostró resistencia y, por el contrario, colaboraron con las fuerzas de seguridad.

Pasadas casi 48 horas desde los operativos, los representantes legales de los imputados aún no han tenido acceso a la causa, lo que constituye una violación al derecho de defensa.

Eduardo Belliboni, dirigente del Polo Obrero, resaltó que al inicio del allanamiento en el local central de la organización, las fuerzas policiales cortaron las cámaras de seguridad del establecimiento con la intención de realizar el procedimiento de manera clandestina.

“Este gobierno ha ido más lejos que ninguno. No solo ha querido sacarles la comida a las personas que la necesitan sino también destruir las organizaciones populares que defienden a los más vulnerables”, expresó Belliboni.

spot_img
spot_img
Últimas noticias
Noticias relacionadas