Lo dijo Paula Mansilla, jugadora del Tatengue, que integra el equipo que se coronó campeón de la Copa Santa Fe de Fútbol Femenino y que este jueves fueron reconocidas por el Concejo Municipal. 

Paula Mansilla jugadora de Unión (derecha).

(Para escuchar el audio desde el celular apretá en “listen in browser o escuchar en el navegador”)

Reconocimiento al fútbol femenino santafesino

El pasado domingo 9 de junio se disputó la final de la primera Copa Santa Fe de Fútbol Femenino. Se jugó en el 15 de Abril donde Unión venció 2 – 0 a Rosario Central para quedar en la historia de Santa Fe y de una disciplina en crecimiento. 

Finalmente, este jueves se realizó un reconocimiento en el Concejo Municipal, en la que participaron las jugadoras que integran el plantel Tatengue y el presidente de Unión, Luis Spahn.

En dialogo con el Móvil de SOL 91.5, Paula Mansilla, una de las goleadoras en la final del torneo, contó sensaciones y “pidió más apoyo para seguir creciendo”. 

Reconocimiento a las jugadoras de Unión en el Concejo Municipal. Foto: Agustín Vissio.

Por todas 

“Es un reconocimiento hermoso no solo para el equipo sino que para el fútbol femenino porque venimos haciendo un laburo hace año y está bueno que por parte del estado nos reconozcan y se valore tu trabajo”, afirmó.

 

¿Cómo fue la participación en la Copa Santa Fe?

Al respecto, sostuvo: “Fue una experiencia nueva. Eran objetivos que nos planteamos a principio de año y tratamos de enfocarnos en eso y vivirlo como era, una competencia de alto rendimiento”.

 

La final en el 15 de Abril

“Fue el condimento más lindo que tuvo. Poder jugar en una cancha profesional con dimensiones un poco más grandes hace que el juego sea distinto. Nos dimos cuenta que laburando como venimos laburando, se puede”, manifestó.

 

El gol

“Estoy contenta por coronar algo con el equipo que tanto anhelamos y nos propusimos”, afirmó.

 

Un “trabajo” que implica esfuerzo 

“Trabajo en una inmobiliaria, hago horario de comercio y en el horario que no trabajo es donde entreno y es generalmente la siesta. Si se me complica por algún motivo paso el entrenamiento para la noche”, contó y agregó: “Los sábados trabajo por la mañana y salgo con el bolsito armado y me voy a la cancha que me toque”. 

 

En crecimiento 

“Es muy amateur. Pagamos nosotras por jugar. Es una disciplina que está en crecimiento y ojalá que todo este movimiento haga que nos den un poco más de apoyo. Desde el club no me puedo quejar, es uno de los clubes que mejor apoya al fútbol femenino con espacios para entrenar e indumentaria para jugar”, afirmó.