El ministro de Gestión Pública se refirió a los hinchas que se juntaron en un banderazo antes del clásico rosarino sin ninguna medida sanitaria.

Banderazo de hinchas de Central sin medidas sanitarias

Marcos Corach, ministro de Gestión Pública de la provincia de Santa Fe, se refirió a la situación lamentable en la previa del clásico rosarino entre Central y Newell’s, que el Canalla ganó 3 a 0, donde miles de hinchas del local hicieron un banderazo sin medidas sanitarias.

“Lo que se vivió anoche en torno al clásico de Central-Newells fue lamentable, pensando en el personal de salud que deja todo para poder combatir al coronavirus. Fue una falta de solidaridad absoluta”, afirmó y dijo que el gobierno de Santa Fe “no tenía competencia” para suspender el partido y evitar el amontonamiento de gente. “Es el gobierno nacional el que define esas cosas. Un puede sugerir que intervengan fuerzas federales o que se envíe al Ejército, pero no teníamos posibilidades de suspenderlo”.

Leer más: Descontrol total de los hinchas de Rosario Central, banderazo sin respetar medidas sanitarias

“Las fuerzas de seguridad disuadieron las aglomeraciones y estas volvieron a realizarse poco después. Eso fue lo que ocurrió el domingo. Esos efectivos que cumplieron con esa tarea tuvieron que dejar de custodiar las calles. Imaginemos si la policía no hubiese tenido una actitud disuasiva y en lugar de eso tomara una actitud represiva. se hubiese provocado un escenario muy complejo”.

“Los anillos de protección alrededor del estadio estuvieron. La cantidad de efectivos involucrados en el operativo fue altísima. Ahora, si hay hinchas que llegaban por el río y nosotros con Prefectura impedimos que lleguen al estadio, la verdad, no hay operativo que alcance. Por qué no ponemos el acento en la inconsciencia de la gente y en la falta de solidaridad que provoca esos episodios. Nosotros con los pocos recursos tenemos para disuadir, lo hacemos”, agregó.

En cuanto al pedido de liberar por TV, el funcionario dijo: “Nosotros hemos previsto esta situación y planteamos la posibilidad de liberar la televisación del partido para evitar aglomeraciones. Enviamos notas a los directivos de las señales de TV. Y no obtuvimos éxito. La gente debe tener un poco más de consciencia. y un poco de solidaridad. Los que festejaban anoche después piden las clases presenciales en las escuelas. Esos son los que se contagian y terminan llevando el virus a los chicos que después van a la escuela”.

Sobre el clásico santafesino hizo mención de pedir el mismo esfuerzo: “Vamos a poner los anillos alrededor del estadio. Trataremos de impedir todo estas situaciones. Pero hay cosas que no se pueden resolver sólo con la policía. No sé cuál es el límite. Parece que hay personas que quieren ver a otros no llegar a ser bien atendidos en un hospital”, añadió.

Fuente: La Capital