Sol Arbizu, hija de la enfermera asesinada por Sebastián Maschio en septiembre de 2019, relató cómo viven sabiendo que el femicida puede tener contacto con ellas.

Sol Arbizu, hija de la enfermera Cecilia Burgadt asesinada por Sebastián Maschio entre el 13 y el 14 de septiembre de 2019 en la ciudad de Santa Fe, relató el calvario que les exige saber que el femicida puede tener contacto con ellas.

No podemos estar tranquilas. Por más que esté preso, le comenta en Facebook cosas a mi hermana adolescente, y tiene actividad en las redes sociales. Se muestra con ropa de marca y la plata que le robó a mi mamá nunca apareció“, describió.

Leer más: Marcha por Cecilia Burgadt en Rincón

Encima que nos quedamos solas, nos muestran que están cerca, nos molestan. Nunca vamos a estar tranquilas“, relató la ausencia de no tener a su mamá.

Sebastián Maschio de 49 años está imputado por el femicidio de Cecilia y quedó en prisión preventiva en la cárcel de Coronda donde permanece en el pabellón evangelista.

Leer más: Las hijas de Cecilia Burgadt aseguraron que “tuvieron que esperar 9 horas para que les tomaran la denuncia”

Fuente: UNO Santa Fe