Facundo Manes, reconocido neurólogo del país, habló en SOL 91.5 sobre la situación mental de los argentinos dentro del marco de la pandemia del coronavirus.

(Para escuchar el audio desde el celular apretá en “listen in browser o escuchar en el navegador”)

Facundo Manes, neurólogo en SOL 91.5

En tiempos de pandemia, la salud mental se vio endeble a los cambios de vida y de crisis que se vieron totalmente trastocados. Esto generó miles de trastornos, que si bien algunos estaban latentes en esta sociedad que camina rápido, otros comenzaron a aparecer y con ello las consultas a especialistas.

Facundo Manes es un reconocido neurocientífico y neurólogo del país y dialogó en SOL 91.5, en el programa Un Día Perfecto, sobre cómo se encuentra la salud mental de los argentinos con el tema de la pandemia del virus.

Leer más: Ansiedad, insomnio y pánico, la otra lucha de los médicos en cuarentena

En este sentido, Manes indicó que: “Estudiamos en la fundación INECO que desde el inicio de la cuarentena vimos un aumento de los síntomas de ansiedad y luego empezamos a ver que se mantenían los síntomas de ansiedad, pero empezaban a aparecer los síntomas de angustia, ánimo caído y depresión. Hay una gran fatiga mental”.

Manes detalló que hay cuatro grupos bastante afectados: “Los jóvenes, las mujeres (por el trabajo inequitativo doméstico), los que trabajamos en la salud y además, los mayores que están viviendo una epidemia que es la soledad, agravada por la pandemia”.

El profesional indicó que la salud no se puede separar en salud física y mental: “Hablar de esto ayuda. Las autoridades deberían hacer una educación masiva sobre cómo regular las emociones. Debemos evitar las luchas de facciones, impulsar el pensamiento crítico para convocar a multidisciplinas y que las autoridades piensen en el bien común, no en sus intereses”. 

Por otra parte, sobre el final señaló que hoy los jóvenes hoy no respetan la política: “No creen en la educación como sinónimo de movilidad ascendente. Los jóvenes de hoy están decepcionados y tenemos que decirles que ellos son responsables de construir el futuro. Ellos tienen que cambiar las cosas”.

“Es bueno tener perspectivas realistas, nos evita una frustración próxima. Después del 2022 vamos a volver a abrazarnos, le vamos a ganar al virus y mucho de nosotros vamos a salir más resilientes”.