20 C
Santa Fe

El RIGI otorgaría a las mineras privilegios en el uso del agua

La votación terminó empatada, con 36 senadores a favor y 36 en contra, y fue la vicepresidenta quien, con su voto, inclinó la balanza a favor del Gobierno. La sanción perjudica la protección ambiental y contradice los principios jurídicos vigentes tanto a nivel nacional como internacional.

El RIGI, incluido dentro de la Ley de Bases, y su implicancia ambiental

En una larga sesión maratónica, que comenzó con la aprobación de las modificaciones a la ley Bases, el Senado aprobó los cambios al paquete fiscal y devolvió el proyecto en segunda revisión a Diputados. Aunque el nuevo proyecto de ley “Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos” no incluye un capítulo específico sobre desregulación ambiental, varios artículos tienen implicaciones para el cuidado del medio ambiente, el acceso a la energía, la protección de los bosques y el manejo del fuego, entre otros aspectos.

Leer más: El Gobierno celebró la aprobación de la ley Bases y convocará a la oposición que acompañó el proyecto

A diferencia del primer proyecto de ley “Bases”, presentado en diciembre de 2023, que proponía un serio retroceso para leyes de presupuestos mínimos que protegen ecosistemas clave como los bosques (Ley 26.331) y los glaciares (Ley 26.639), este nuevo proyecto no realiza ninguna modificación a estas leyes y no incluye un capítulo específico de desregulación en materia ambiental.

El RIGI otorgaría a las mineras privilegios en el uso del agua

“Los beneficios del RIGI son mayores a los del Régimen de Inversión Minero de 1993, que es el que rige actualmente y que ha beneficiado a un puñado de empresas sin generar demasiados puestos de trabajo y encadenamiento económico”, afirmó Ariel Slipak, coordinador área de Investigaciones en la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN).

“Hay un artículo que establece que los recursos pueden ser utilizados sin nada que lo impida y eso incluye un recurso fundamental que necesitan la minería y el fracking que es el agua. Es decir que si una provincia decide suspender la utilización de agua de una minera porque eventualmente no hay para abastecer a la población, la minera puede recurrir a esta ley para garantizarse el recurso del agua”, sostuvo Enrique Viale, presidente de la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas (AADAA).

Slipak también resaltó que “en la ley no hay ningún parámetro ambiental que limite, por ejemplo, la participación de empresas con antecedentes de contaminación en los beneficios fiscales, no hay siquiera una mención a la obligatoriedad de presentar un Estudio de Impacto Ambiental (EIA)”.

“Hay dos artículos especialmente problemáticos. En el caso del artículo 163, que incluso el secretario de Energía admitió en el Senado que la redacción era ‘poco feliz’, el RIGI permite que el Gobierno Nacional pueda imponerse y llevar a la Justicia cualquier normativa contraria al régimen. Las provincias tienen normas específicas de control que no podrán ser aplicadas”, explicó Slipak.

“Pero además, el RIGI va en detrimento de la sanción futura de nuevas leyes ambientales. Si Río Negro en un futuro decide dar marcha atrás con la ley que ahora habilita la construcción del oleoducto Vaca Muerta Sur en el Golfo San Matías -que era un área protegida hasta que se modificó la ley provincial-, el Gobierno Nacional puede decir que esa marcha atrás va contra el RIGI y puede llevar a Río Negro ante la Justicia”, afirmó.

El segundo artículo problemático es el 219, “que establecer -añadió Slipak- que ante controversias entre el Estado Nacional y el inversor, Argentina cede soberanía jurídica y accede a que la controversia se dirima en un tribunal internacional y no en los tribunales argentinos”, lo que significaría renunciar a la soberanía jurídica en pos de una instancia internacional como el tribunal del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI).

Leer más: ¿Minería marina en Argentina? Qué es y por qué preocupa su impacto en el Ambiente

¿Cuáles son los principales puntos de la nueva Ley Ómnibus que afectan al ambiente?

1. Audiencias públicas optativas

El capítulo III propone modificar la Ley de Procedimiento Administrativo (Ley 19.549). En cuanto a las audiencias públicas, el proyecto establece que este procedimiento “podrá ser complementado o sustituido por el mecanismo de consulta pública o por el que resulte más idóneo, técnica o jurídicamente, para lograr la mejor y más eficiente participación de los interesados y la adopción del acto correspondiente”.

Las audiencias públicas son instancias de participación ciudadana relacionadas con proyectos que afectan el medio ambiente y el cuidado de los ecosistemas. La modificación propuesta por el gobierno nacional otorgaría a las autoridades una amplia discrecionalidad para decidir si una audiencia pública se llevará a cabo o será reemplazada por otro mecanismo alternativo que, aparte de la consulta pública, no está especificado en la ley.

Esto representaría un retroceso para la participación ciudadana en los procedimientos administrativos relacionados con la preservación y protección del medio ambiente.

2. Modificaciones a la Ley de Hidrocarburos

El nuevo proyecto de Ley Ómnibus introduce 51 modificaciones, derogaciones o nuevos artículos en la Ley de Hidrocarburos (Ley 17.319). Estos cambios normativos buscan liberar las exportaciones y eliminar las atribuciones del Estado Nacional para intervenir en el mercado, fijar precios y garantizar el abastecimiento energético interno.

Además, el proyecto pretende flexibilizar y agilizar el acceso de las empresas a nuevas concesiones, reduce los controles y la fiscalización estatal, y establece plazos de concesión de 30 años para yacimientos no convencionales y de 35 años para plataformas offshore. Esto último contradice claramente los compromisos climáticos asumidos por Argentina al ratificar el Acuerdo de París (Ley 27.270).

Así, el objetivo establecido para la explotación hidrocarburífera es la promoción de ganancias, considerando la energía como una mercancía en lugar de un derecho.

2. El Régimen de Incentivo para Grandes Inversiones

El artículo 161 del proyecto de ley establece la creación del Régimen de Incentivo para Grandes Inversiones (RIGI), cuyo objetivo es atraer inversiones superiores a 200 millones de dólares con fines de exportación mediante una serie de beneficios aduaneros, tributarios, cambiarios y regulatorios.

Ninguno de los artículos específicos del RIGI en la nueva Ley Ómnibus impone a las empresas beneficiarias la obligación de presentar Estudios de Impacto Ambiental ni de realizar Evaluaciones de Impactos Acumulativos de sus proyectos. Tampoco establece requisitos para la generación de puestos de trabajo a nivel local, provincial o nacional, ni detalla políticas de escalamiento en cadenas de valor o transferencia de tecnología.

La desregulación y los beneficios otorgados por el RIGI en materia tributaria, cambiaria y regulatoria promueven un modelo económico primario-extractivo y exportador que, en los últimos años, ha provocado la degradación ambiental. Este tipo de medidas económicas tienden a debilitar los controles ambientales y a reducir los mecanismos de participación, afectando así la calidad democrática.

3. La posible cancelación de fondos fiduciarios

El artículo 5 del proyecto de ley otorga al Poder Ejecutivo la facultad de modificar, transformar, unificar, disolver, liquidar o cancelar los fondos fiduciarios públicos. Existen diversos fondos fiduciarios de importancia para la política ambiental, como el Fondo Fiduciario para la Protección Ambiental de los Bosques Nativos y el Fondo Nacional del Manejo del Fuego.

Estos fondos, junto con otros destinados al desarrollo de energías renovables y la promoción de la generación distribuida de energías renovables, son fundamentales para las políticas ambientales. Tienen una relevancia crucial en la protección de los bosques nativos para sostener la biodiversidad, combatir el cambio climático y proporcionar herramientas presupuestarias para enfrentar los crecientes incendios en nuestro país.

Considerar estos fondos simplemente como ‘cajas’ sin reconocer su importancia en términos de protección y conservación del medio ambiente sería un error que podría tener graves consecuencias para la preservación de los ecosistemas en Argentina.

spot_img
spot_img
Últimas noticias
Noticias relacionadas