El Indec informó que de la
Encuesta Permanente de Hogares correspondiente a marzo último surgió que la tasa de participación de la población
en el mercado de trabajo subió en tres décimas de punto porcentual
en comparación con un año antes a 45,8%,
mientras que la tasa de empleo se redujo en una décima a 42,2% del
total de habitantes.


De ahí surgió que en el
término de doce meses la tasa de desocupación se elevó en casi un punto
porcentual, acusando el incremento
relativo más alto de los últimos 10 años para el primer trimestre.


También se elevó la tasa de subocupados,
en este caso en 0,6 pp en un año, a una tasa de 8% de la población
económicamente activa, informó el organismo de estadística.

En el área de influencia del
relevamiento estadístico, poco más de la mitad de la población total del país,
se obtuvo que sobre una oferta de 11,67 millones de personas, 10,75 millones encontraran
ocupación plena y 925 mil quedaron desocupadas. A esa legión se agregaron 928
mil que trabajaron menos de 35 horas semanales, pese a que deseaban hacerlo por
más tiempo.


La extrapolación al total país, de 41,4 millones
de habitantes, arroja que participaron del mercado de trabajo 18,6
millones de personas, de las cuales 17,2 millones estaban ocupadas y 1,4 millones no pudieron emplearse.


La comparación interanual de
esas variables arrojó que en los últimos doce meses apenas se generaron 48.300 empleos, frente a 165.300
que se amplió la cantidad de postulantes y 401.400 en que se elevó
la población total.

Fuente: Infobae