Se realizan en el marco de los operativos de circulación y prevención que se llevan adelante en la capital provincial. Además, se continúa con los controles habituales de temperatura y documentación.

(Para escuchar el audio desde el celular apretá en “listen in browser o escuchar en el navegador”)

Controles en accesos a Santa Fe por el coronavirus

Este martes continúan los controles de olfato a automovilistas que ingresan a la ciudad de Santa Fe. Los operativos de circulación y prevención del coronavirus se llevan adelante en diferentes puntos de la capital de la provincia.

Las intervenciones son realizadas por inspectores de tránsito, conjuntamente con agentes de Cobem especialmente preparados para esa actividad.

Además, se continúan con los controles habituales de temperatura y se verifica la procedencia de cada vehículo, la autorización para circular y la portación de la documentación correspondiente. Por último, se entregan las recomendaciones sanitarias como la utilización de barbijo, el cumplimiento del distanciamiento y la frecuente limpieza de manos.

 

Leer más: Quienes visiten localidades santafesinas en “cuarentena sanitaria” quedarán excluidos de participar en actividades exceptuadas.

 

En este sentido, Osvaldo Aymo de la Agencia de Seguridad Vial y el intendente Emilio Jatón, supervisaron los controles en la autopista Santa Fe – Rosario.

En diálogo con SOL 91.5, Aymo precisó: “Nosotros en los límites interprovinciales paramos a todo el mundo porque somos todos posibles portadores del coronavirus”.

Foto: Mauro Re.

“La gran ventana que abre el coronavirus son los presintomáticos o asintomáticos, es decir, aquellas personas que con una carga viral importante están contagiando y no sabemos”, explicó.

“Acá las personas que tienen que viajar por cuestiones laborales a lugares donde la circulación viral es muy alta les pedimos que tomen todos los recaudos necesarios”, recordó.

 

¿En qué consiste el control?

En primera instancia se realiza una entrevista para saber si la persona tuvo recientemente tos seca, catarro, fiebre, astenia, falta de aire y/o pérdida del olfato o el gusto. Luego se hace la toma de temperatura, teniendo en cuenta algunos detalles como si se utiliza la calefacción o presenta alguna alergia.

Posteriormente se controla el olfato: se le da un hisopo limpio, empapado en alcohol o vinagre, y la persona lo toma, lo huele y lo desecha con sus propias manos. Por último, se toman algunos datos personales, incluyendo de dónde viene y a dónde va.

En caso de que el entrevistado dé algún indicio de que puede tratarse de un caso sospechoso, se activa el protocolo habitual, comunicándose al número telefónico 0800-555-6549, dispuesto por el Gobierno provincial.

Foto: Mauro Re.