Un hombre que se encontraba paseando a su perro la noche del asesinato de Lucas González declaró que presenció el accionar de la policía de la ciudad de Buenos Aires. En coincidencia con lo declarado por los amigos de González, el hombre también pensó que se  trataba de un intento de robo. Vio cuando uno de los agentes disparaba sin identificarse previamente. Este nuevo testigo aportó a la investigación un video filmado con su celular.

Nuevo testigo para un investigación en curso

La mañana del 17 de noviembre, cerca de las 9.30 en el Parque Leonardo Pereyra del barrio porteño de Barracas, Lucas González y sus amigos fueron interceptados por la policía de Buenos Aires. Los agentes abrieron fuego contra el vehículo y como resultado González recibió heridas que le causaron la muerte. Un hombre se encontraba paseando a su perro en el lugar de los hechos brindó nuevos detalles sobre lo ocurrido.

El nuevo testigo declaró este martes ante los fiscales del caso, Leonel Gómez Barbella y Andrés Heim, que los agentes policiales abrieron fuego sin identificarse, y que pensó que se trataba de un intento de robo. Fuentes judiciales informaron este miércoles que el testigo vio cuando uno de los policías disparó contra el lado del acompañante del vehículo de las víctimas.

Leer más: Dos de los tres policías admitieron haber disparado contra el auto en el que iba Lucas González

Además, la investigación sumó una pieza clave de evidencia: un video que el vecino filmó con su celular 20 minutos después de escuchar los disparos en el lugar de los hechos. Según el relato del nuevo testigo, que se encontraba a unos 60 o 70 metros, tres personas (que luego supo eran policías) bajaron de un auto con “chalecos negros sin ningún tipo de identificación”; por esta razón el hombre pensó que se trataba de ladrones. Al ser consultado declaró que en ningún momento oyó grito de advertencia, ni sirenas, ni silbatos, aunque si escuchó los disparos que realizó uno de los agentes, quien se encontraba a pocos metros del lado del acompañante del Volskwagen Suran, donde estaba sentado Lucas.

Según la investigación en curso, el policía que disparó sería el inspector Gabriel Isassi, detenido e imputado junto al oficial mayor Fabián López y el oficial José Nievas, todos pertenecientes a la Brigada de Investigaciones de la Comuna 4 de la Policía de la Ciudad.

Leer más: Continúa el velatorio de Lucas González con reclamos de justicia y apoyo a su familia

La declaración del nuevo testigo coincide con los testimonios de los amigos de Lucas que sobrevivieron al ataque, y contradice rotundamente las versiones que brindaron los acusados en sus indagatorias de este martes. Los policías sostienen que se identificaron con el grito de advertencia “alto policía”, que llevaban chalecos identificatorios y que hicieron sonar la sirena del auto Nissan Tiida de la Brigada, conducido por Nievas y que llevaba a Isassi como acompañante y a López en el asiento trasero.

Durante este miercoles darán testimonio de manera virtual los padres de dos de los jóvenes amigos de Lucas y sobrevivientes del hecho: del chico que manejaba el auto y de quien iba detrás suyo.