El músico decidió pasear su historia dentro del rock nacional y contestó varios mensajes que le dejaron en su cuenta de Twitter.

Rompan Todo: Nuevo documental de Netflix sobre la historia del rock latinoamericano

Rompan todo es la nueva producción documental que se puede ver en Netflix donde repasa la fructífera etapa de la historia del rock latinoamericano. Pero fiel a su estilo, Andrés Calamaro decidió usar su cuenta de Twitter para criticar en cierta manera, ciertos pasajes de esta industria.

“A mí no me molesta no estar en ROMPAN TODO con mis mejores discos, cero me molesta. Pero se cómo son las cosas, los músicos nunca pedimos nada, nadie nos prometió nada, no nos indignamos ya … Luego las cosas son como yo las digo porque es mi oficio hace 40 años”, escribió el exintegrante de Los Abuelos de la Nada.

Leer más: Andrés Calamaro dijo que Queen es una banda “inflada” y desató las críticas de los fanáticos

“Vamos a echarle candado y cerrojo al Rompan Todo. Lo que realmente falta es amor y amistad. Conozco bien el tema de los productores de éxitos y las compañías de discos. Es como es. Si hace falta lo puedo explicar”.

Y agregó sobre Cerati: Gustavo se fue del país porque no era tan grande como el bipartidismo del rock, no por Montoneros que se fueron en 1975 … Es muy bueno y buena persona, un maestro, pero Soluna no era grande como Charlie o Luis. Esto es como es. Somos MUY amigos y espero que no se ofenda”, dijo.

Calamaro decidió pasear su vasta trayectoria en la música y haber participado, y relacionarse, con grandes del rock nacional: “Posta que estuve en primera fila para ver y aplaudir a mis amigos de todas las épocas, vi explotar a Soda y Redondos a quienes conozco desde hace siglos ya … Conozco a Soda y REDO mucho antes de Cemento, antes de los primeros demos”.

Y concluyó, entre varios tweets escritos ya que es muy activo en sus redes, dijo: “A los profesionales no nos ofenden con nada, solo se ofenden los productores de éxito porque son como son. Y se ofenden muy poco porque están blindados con ironía y sarcasmo”, concluyó.