El economista Matías Batista explicó en SOL 91.5 los datos del informe emitido por el INDEC.

Imagen ilustrativa.

(Para escuchar el audio desde el celular apretá en “listen in browser o escuchar en el navegador”)

 

Distribución del Ingreso en el primer semestre del año

 

Este martes el INDEC difundió los resultados del informe sobre la Distribución del Ingreso del primer trimestre del 2021, en el que precisó que el 10% más pobre de la población total explicaba el 1,1% del total de ingresos, mientras que el 10% más rico concentró el 31,8% al cierre de los primeros tres meses del año.

 

El organismo estadístico marcó que el 10% más pobre de la sociedad vive con un ingreso de un rango de entre 600 y 20.000 pesos mensuales, algo que abarca a poco más de 930.000 hogares y a 2,2 millones de personas. Para este decil el ingreso promedio fue al cierre del primer trimestre del año de apenas $14.300.

 

El segundo decil más pobre es el que tiene un salario familiar de entre 20.000 y 30.200 pesos ($25.889 en promedio).

 

El tercero percibe hasta $40.000, el cuarto entre ese monto y $50.000 y el quinto decil hasta $60.000.

 

De esa manera, el 50% de la población total vive mensualmente con menos de $60.000. Todo ese universo representa 4,6 millones de hogares y casi 10 millones de personas.

 

El Indec reflejó por otra parte una brecha de género: los perceptores de ingresos varones tuvieron un haber promedio de $48.570, mientras que el de las mujeres fue de $36.123.

 

También hay una diferencia marcada de dinero con el que viven los asalariados registrados y los informales. De acuerdo al organismo estadístico, “el ingreso promedio de las personas asalariadas con descuento jubilatorio fue de $51.328, mientras que, en el caso de aquellas sin descuento jubilatorio, el ingreso promedio equivale a $22.385″.

 

Por otro lado, en el caso de los hogares, los ingresos laborales representaron el 75,3% de los ingresos totales, mientras que los ingresos no laborales -desde jubilaciones hasta asistencia social- alcanzaron el 24,7% restante. El peso de los ingresos no laborales fue mayor para los deciles de ingreso total familiar más bajos, siendo igual al 55,4% en el primero y 14,0% en el décimo.

 

 

Al respecto, el economista Matías Batista explicó en SOL 91.5: “En Argentina estamos en 10.2% de desempleo y en el pico de la pandemia habíamos llegado a 13.9%. El Gran Santa Fe está bien con 9% de desempleo y el Gran Rosario 10.9% de desempleo”.

 

“Hoy Argentina tiene una situación económica y social muy delicada con niveles de pobreza e indigencia estratosféricos”, valoró. “El Estado tiene que estar en determinadas situaciones que son muy álgidas y complejas y hay un sector de la población que, si no recibe la ayuda del Estado, no da la vuelta”, agregó. 

 

“El gobierno cometió algunos errores cuando otorgó el IFE porque lo hizo a personas que no tenía que entregarles”, dijo. “Pensaron un IFE para cuatro millones y lo terminaron nueve millones. No podés errarle al cálculo de esa manera”, fundamentó.
“La canasta familiar que establece el índice de la pobreza está en 66.500 pesos, entonces, tenés un universo enorme de la población que gana menos de 50 mil pesos”, sostuvo.
“La inflación te viene comiendo el salario entre un 5 y 10%”reveló. “Es momento de cambiar esa ecuación porque sino no van a cambiar las realidades de fondo”, afirmó.

Fuente: Infobae.