Ferrer, Mamani y Enrique recordaron en SOL 91.5 aquel 26 de junio de 1993 cuando el Sabalero jugó la final del ascenso a Primera División contra Banfield en el eufórico Chateau Carreras. En el Día del Hincha de Colón, reconocieron el acompañamiento de los hinchas que se movilizaron.

Sabaleros presentes en Córdoba en 1993.

(Para escuchar el audio desde el celular apretá en “listen in browser o escuchar en el navegador”)

Día del Hincha de Colón

Este 26 de junio se conmemora un nuevo Día del Hincha de Colón luego de la gran movilización de los Sabaleros y Sabaleras hacia Córdoba en 1993 para presenciar la final por el ascenso a Primera División contra Banfield.

El objetivo no se consiguió, el Sabalero perdió por penales con el Taladro, y tuvo que permanecer un año más en la B. Sin embargo, los protagonistas fueron los hinchas que calentaron y tiñeron de rojo y negro las tribunas del estado Chateau Carreras.

En la memoria quedará presente aquel momento y así lo dieron a conocer Juan José Ferrer, Walter Mamani y Marcelo “Tato” Enrique en diálogo con SOL 91.5 afirmando la fortaleza de aquel histórico grupo.

“Se te vienen a la memoria muchas cosas y fue un día bastante lindo. No lo pudimos disfrutar cómo queríamos”, dijo Walter Mamani mientras que Juan José Ferrer agregó: “A mí me tocó de joven esa final y nunca más me pasó eso. Mis ex compañeros me hablaban de esa final y de lo increíble que pasó. Es un dolor que tengo y todavía me hablan del penal que no patee. Sigue el dolor latente”.

Por su parte, Marcelo Enrique, sostuvo: “No hay explicaciones porque si uno analiza como fue el transcurso del torneo, veníamos parejos. Lo de Chaco, lo que se dijo, el alargue, los penales… Es un día de mierda porque a mí me tocó la peor”.

Es un dolor inmenso por el grupo de muchachos que había. Fue un año que se vivieron muchas cosas. Los viajes para nosotros eran fundamentales. Lo vivíamos de manera muy intensa”, recordó Mamani.

“Pensábamos que íbamos a salir campeones en Chaco. Gritamos que éramos campeones. La gente desbordó los tejidos y ver gritando y llorando en esos minutos donde éramos campeones, no se puede explicar”, afirmó Juan José Ferrer.

 

Sentido de pertenencia 

Los exjugadores de Colón coincidieron en que el grupo se caracterizaba por amar al club y el sentido de pertenencia: “La entrega lo era todo”.

“Yo veo al club y hoy no siento lo que sentíamos nosotros cuando no teníamos nada. Me duelen un montón de cosas. Me duele que los chicos lleguen a tener 12 o 13 años y no quieran al club con todo lo que tenemos. Nosotros amábamos al club con lo poco que teníamos, tomábamos agua de la canilla y le tirábamos leña a la caldera. Amábamos al club porque el club nos brindaba todo y hoy no pasa eso, aseguró Ferrer.
“El club no les brinda nada a los pibes, lo manosean, por eso tienen 18 años y se quieren ir de Colón”, insistió Juanjo Ferrer. “Cuando le prohibís cosas, los chicos le empiezan a agarrar bronca al club”, agregó.
“Me tomaba el 3 en Las Flores, me hacía 45 minutos y tenía ganas de ponerme la camiseta todos los días“, recordó Tato Enrique.
“Hay que mejorar muchas cosas para motivar a los pibes”, sostuvo Juanjo Ferrer.
“Cuántos jugadores no pueden hacerse socios y no van a la cancha por tener miedo a como lo tratan”, disparó Enrique.