El tatengue no pudo continuar con su buen presente en el Gigante de Arroyito y cayó derrotado por 1-0 ante Rosario Central. Fernando Tobio de cabeza y tras un córner, otra vez, marcó el gol del triunfo. Próxima fecha ante Arsenal.

Nota a Leonardo Madelón:

 

Otro gol de cabeza producto de un córner puso a Unión en desventaja como con Racing. Salvo que en esta ocasión, ni en el juego, ni en el resultado, el tatengue pudo revertir el mal comienzo. Un partido en el que el club santafesino sufrió tanto en la generación de juego por la gran cantidad de faltas de Rosario Central, como también en el aspecto físico, no sólo por el calor, sino también por la dureza de algunas de las faltas de los jugadores canallas.

A los ocho minutos, Fernando Tobio se deshizo de su marca, anticipó el centro y estampó el 1-0 en el marcador. Otra vez, de córner, Unión sufre un gol en contra. Al igual que en la fecha anterior, el tatengue comenzó perdiendo, pero a diferencia de aquel encuentro, lo mostrado hoy por los de Madelón estuvo muy alejado de la producción ante Racing. Faltó juego en la mitad de la cancha, Central se encargó que así sea cortando una y otra vez con reiteradas faltas, los laterales no tuvieron intervenciones productivas en ataque, sumado a mal partido en la faceta defensiva. Para completar, Lucas Gamba, el jugador más determinante de Unión, se fue sustituido debido a un golpe muy fuerte recibido por la espalda por un defensor de Central. Antes de finalizar la primera parte, González del local se fue expulsado por doble amarilla y pintaba un mejor panorama para los de Madelón para la segunda parte.

En el complemento, el partido no cambió de temática, fue un espejo de la primera parte. Unión nunca, en ningún pasaje del partido, tuvo ideas siquiera para inquietar al arquero Ledesma de Rosario Central. Así como contra Racing, Unión jugó el mejor partido en lo que va de la Superliga, éste ante el canalla fue de los peores. Con el hombre de más, con la mitad del equipo rival amonestado, no supo nunca por donde vulnerar la defensa de Central.

Lo positivo es que Unión aún se mantiene en puestos de Copa Libertadores, pero con algunas victorias de equipos que están por debajo en la tabla, podrían superarlo y ya comenzaría a competir con muchos rivales para mantenerse en esa zona de la tabla. El próximo partido lo jugará ante Arsenal, un rival que, a priori, se presenta como accesible y que serviría para reivindicarse ante su gente.