Una compañía estadounidense avanza en la creación de una vacuna para el coronavirus.

Imagen ilustrativa

Vacuna para el coronavirus

Se trata de la compañía de biotecnología “Moderna Therapeutics”, que tiene su sede en Cambridge, Massachusetts. La compañía especializada en biotecnología reportó que han enviado los primeros lotes de su vacuna COVID-19 (el nombre la cepa actual del virus).

La vacuna se creó solo 42 días después de que los investigadores chinos liberaran la secuencia genética del virus COVID_19, llamada SARS-CoV-2, a mediados de enero. Los primeros viales se enviaron al Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID), parte de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) en Bethesda, MD, que preparará la vacuna para pruebas en humanos a partir de abril.

Leer más: Organización Mundial de la Salud : “El mundo debe prepararse para una eventual pandemia de coronavirus”

¿Qué es el remdesivir?

Los científicos del NIH también comenzaron a testear un medicamento antiviral llamado remdesivir que se había desarrollado en un principio para el Ébola, en un paciente infectado con SARS-CoV-2. El ensayo es el primero en probar un medicamento para tratar COVID-19, y será dirigido por un equipo del Centro Médico de la Universidad de Nebraska. El primer paciente que se ofrece como voluntario para el innovador estudio es un pasajero que fue traído de regreso a los Estados Unidos. Después de dar positivo por la enfermedad a bordo del Diamond Princess . Otros diagnosticados con COVID-19 que han sido hospitalizados también serán parte del estudio.

El medicamento Remdesivir mostró resultados positivos entre los animales infectados con dos coronavirus relacionados, uno responsable del síndrome respiratorio agudo severo (SARS) y otro de causar el síndrome respiratorio del Medio Oriente (MERS). Una de las metodologías para probar el medicamento será través de voluntarios que serán asignados aleatoriamente para recibir el medicamento o un placebo por vía intravenosa durante 10 días, y se les tomarán análisis de sangre y muestras de nariz y garganta cada dos días para rastrear la cantidad de virus en sus cuerpos. Incluso si el medicamento muestra cierta eficacia para evitar que crezcan los niveles sanguíneos de SARS-CoV-2, podría ayudar a contener la propagación de la infección.

Leer más: Coronavirus: ¿Se cancelan los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020?

La vacuna de la compañía Moderna Therapeutics contra COVID-19 se desarrolló en un tiempo récord porque se basa en un método genético relativamente nuevo que no requiere el crecimiento/cosecha de grandes cantidades de virus. En cambio, la vacuna está repleta de ARNm, el material genético que proviene del ADN y produce proteínas. Moderna carga su vacuna con ARNm que codifica las proteínas correctas de coronavirus que luego se inyectan en el cuerpo. Las células inmunes en los ganglios linfáticos pueden procesar ese ARNm y comenzar a producir la proteína de la manera correcta para que otras células inmunes las reconozcan y las marquen para su destrucción.

El presidente de la compañía responsable de la creación de la vacuna, el Dr. Stephen Hoge declaró a principios de este mes:  “El ARNm es realmente como una molécula de software en biología. Entonces, nuestra vacuna es como el programa de software para el cuerpo, que luego se produce y produce las proteínas [virales] que pueden generar una respuesta inmune”. Eso significa que este método de vacuna puede ampliarse rápidamente, ahorrando tiempo crítico cuando surge una nueva enfermedad como COVID-19 y comienza a infectar a decenas de miles de personas.

Fuente: Time